Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Sola en el bosque

Sola en el bosque de Magela Demarco y Caru Grossi (La Brujita de Papel) es un libro valiente y necesario sobre el abuso, destinado a transformarse en referente obligado. Es una herramienta para vencer el miedo y empezar a hablar de un tema tabú, estar alertas, detectar y prevenir situaciones de violencia, trabajar ESI en las escuelas y defender la infancia y ayudar a los adultos a hacerse cargo.

 

“Somos más fuertes que el miedo” -Malala Yousafzai, Premio Nobel de la Paz.

 

 

“Este libro trata sobre un tema tan delicado como impostergable: el abuso infantil. Un tema frente al cual, como sociedad, no podemos quedar indiferentes. Se vuelve urgente hablar, nombrar, salir del silencio que nos hace, de alguna manera, cómplices. Desde la La Brujita de Papel creemos que la defensa de la infancia y del bienestar de nuestros niños y niñas es sumamente importante. Queremos hacer nuestro aporte y pensamos que este libro es una herramienta valiosa, desde lo literario y desde lo pedagógico. Sus palabras son cuidadas, pero de ninguna manera eluden el tema, sino que lo atraviesan de forma valiente y plena de sentido. Sus ilustraciones también hablan, incluso gritan, pidiendo a los adultos que escuchemos, que brindemos espacios, que nos atrevamos a levantarnos en defensa de los más vulnerables, de los que nos han sido legados. Porque la infancia es responsabilidad de los adultos, de todos nosotros, y no puede ser más justa si no somos capaces de superar el miedo y hacernos cargo de esta batalla. Por eso pensamos que Sola en el bosque está destinado a convertirse en referencia obligada sobre el tema. Su sola existencia ya marca un hito que rompe el tabú, y es un primer paso, fundamental y necesario, para prestar palabras a lo que otrora considerábamos innombrable, porque de esto, ahora más que nunca ¡Sí Se Habla!”, escribe Mercedes Rodrigué, editora de La Brujita de Papel.

Hay palabras que no se dicen. Hay vivencias que no se cuentan. Hay verdades que no se descubren a primera vista. Hay lobos disfrazados que logran escabullirse y ocultarse dentro de algunas casas. Y las transforman en bosques oscuros y tenebrosos para quienes las habitan. Este libro es un intento para hacer visible ese llanto silencioso. Ese pedido de auxilio mudo. Y un llamado para que todas y todos abramos los ojos. Hablemos. Preguntemos. Un camino para empezar a sanar y vencer el silencio, para que juntos y en comunidad podamos levantarnos, cuidarnos, abrazarnos y decir: De esto Sí se habla; no estamos solos.
Durante la gestación de este proyecto Magela y Caru fueron asesoradas con impecable profesionalismo por el Servicio de Salud Mental del Hospital Materno Infantil San Roque de Paraná, Entre Ríos, Argentina. Ellas han puesto sumo cuidado en sus palabras y en sus imágenes de manera que cada cual lea de acuerdo a su conocimiento del tema.

Este libro quiere ser una preciosa herramienta para que podamos:

1 Vencer el miedo y empezar a hablar de un tema tabú

2 Estar alertas, detectar y prevenir situaciones de violencia

3 Trabajar ESI en las escuelas

4 Defender la infancia y ayudar a los adultos a hacerse cargo

María Magela Demarco, su autora, nos cuenta: “Nací en el ‘76. Mi infancia transcurrió entre Zárate, Campana y la Ciudad de Buenos Aires. Crecí escuchando cuentos e historias narradas que alimentaron mi amor por los libros. Estudié Periodismo en la UCES y ejercí mi profesión en distintos medios. Cuando nació mi hijo Tobías empecé a escribir para los más peques. Sola en el bosque nació con nosotras. De nuestras vivencias en la infancia y preadolescencia. Y aunque habíamos crecido, todavía, durante algunas noches asomaba el lobo. Más tarde me fui cruzando con otras compañeras de ruta que habían tenido que atravesar situaciones parecidas, diferentes o mucho peores. Pero que estaban de pie para poder contarlo. Gritarlo a los cuatro vientos. Y hasta denunciarlo. Vivimos en carne propia el silencio nuestro y ajeno. Las cicatrices que quedan en el cuerpo y en la psiquis. Por eso sentimos que era tiempo de contar nuestra historia –y la de tantas– y quizás ayudar a que otras se animen a hablar. Y, a los más grandes, a estar receptivos y atentos a lo que tienen para decir o callar las niñas y los niños. La historia se sumerge en una problemática silenciada por generaciones. Es un tema ríspido, fuerte, que incomoda, que enoja, que duele, sobre todo que duele. Creo que cuando empezamos a hablar y a nombrar lo sucedido comenzamos a reparar el daño causado. Liberar la palabra es el primer paso para liberar el cuerpo, el alma y la mente. Debemos cuidar las infancias porque es ahí donde comienza todo. Por eso, hoy decidimos no callar más y gritar: ¡Fuera lobo!

Por su lado, Caru M. Grossi, dice: “Nací en Bariloche en el año ´79. Crecí dibujando, un poco sola y otro poco acompañada. Estudié y trabajé en escenografía, vestuario y diseño de indumentaria antes de sentir y desear ser ilustradora. Tuve grandes maestras que me ayudaron a verme y a sentir confianza en este camino. Este proyecto en particular nace después de una larga charla con Magela, donde comprendí que tenía que hacer algo desde mi lugar y mis posibilidades. Sentí la necesidad de hablar y nombrar aquello que durante muchos años había callado, una realidad vivida que causó profundos dolores a lo largo de mi camino. Ilustrar, construir y sentir este libro me ayudó a atravesar nuevas partes de este proceso de sanación, a confirmarme en mi búsqueda, a seguir juntando partes de mí, porque siempre me había sentido rota. En este continuo aprendizaje, hoy puedo pararme con cada uno de aquellos dolores, mirarme y abrazarme con amor, ya sin vergüenza, sin miedos, sin humillación, sin culpas y sobre todo profundamente agradecida por haber tenido la posibilidad de sanar. Deseo con todo mi corazón que si viviste algo similar puedas transformarlo. Para mí hablar fue el primer paso. Animate a hacerlo. No estás sola, no estás solo”.

Aquí el booktrailer.

¡Piedra libre… Piedra libre al lobo!

 

Posteos Relacionados