Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Madame Butterfly y María Domecq y Juan Forn

 

A diez años de su publicación, María Domecq de Juan Forn (Planeta, 2018) vuelve para sacudir como aquella primera vez. Una historia que lo atraviesa personalmente y hacía más de diez años que no se encontraba en las librerías. 

 

 

 

POR ANA CORREA

 

María Domecq es tal vez una de las novelas que todos deberíamos conocer, y seguramente sea una de esas novelas que luego amaremos. Podría ser catalogada histórica, como una novela de amor, o una vital. Pero cualquiera de esas categorías resultaría insuficiente, así que diremos simplemente como una obra que se disfruta y a la que uno sabe que va a volver.

Inspirada en un hecho real ocurrido en Nagasaki, Madame Butterfly, la famosa ópera de Giacomo Puccini, a su vez estuvo basada en el cuento de John Luther Long y en la novela Madame Chrysantheme de Pierre Loti. El libro comienza con la reproducción de una nota que el propio Juan Forn publicó en la tapa de Radar, el suplemento cultural de Página 12, sobre la historia de Madame Butterfly. Ahí repasa las distintas versiones sobre los hechos reales que pudieron dar origen a la trama de la famosa ópera. El teniente norteamericano Pinkerton viaja a Japón a comienzos de 1890 y en Nagasaki se casa con Ci Cio San. Vuelve a su país y durante tres años Ci cio san -o Madame Butterfly-, lo espera junto al hijo que tuvo con él. Cuando regresa, Pinkerton lo hace para llevarse al niño. Es que en el tiempo que estuvo ausente, el teniente se casó por segunda vez y su mujer le reclama al niño. Ci cio san no puede soportar toda esta situación y se suicida. Ese final sucede en la ópera, no así en los textos en los que estuvo inspirada. En ellos, Madame Butterfly  sobrevive y cría a su hijo en Nagasaki. Juan Forn recorre las distintas versiones sobre la ópera y cuenta que en una oportunidad un historiador le sugirió que el personaje de B.F. Pinkerton podría estar inspirado en su bisabuelo, el Almirante Domecq García. La suposición tiene asidero para Forn porque existía un secreto a voces en su familia: el Almirante había tenido un hijo en Japón. Y desliza que en algún momento irá en busca del hijo de Cio cio san, la Madame Butterfly de la ópera, para comprobar si realmente sucedieron esos hechos y si acaso tuviera un tío abuelo en Japón, le gustaría conocerlo.

Este fue el disparador de la historia de María Domecq.

El autor escribe en el libro que no tenía previsto escribir ni publicar esa nota. Pero ocurrió lo que suele pasar en las redacciones: se cae la nota principal. Una gacetilla enviada del desde el Teatro Colón anunciaba en la programación la puesta de la ópera de Puccini y eso lo lleva  contar esta historia, incluida la suya propia..

(Cuenta Forn que no llegó a ver la tapa impresa, porque al día siguiente tuvo el ataque de pancreatitis que casi lo pone al borde de la muerte.)

Nos olvidamos por un rato de Madame Butterfly porque empieza la historia del golpe que significa una circunstancia que nos deja fuera de juego. Algo se rompe en uno mismo. Lo que queda por delante es volver a armarse. En eso estaba el autor, o el narrador, porque a partir de ese momento no sabremos cuánto de realidad hay, solo sabemos que aparece María Domecq. María es una mujer que lo estaba buscando y lo encuentra en el hospital, además, sabe lo que es sentirse enfermo porque ella misma convive con lupus, “una mujer que según la ciencia médica debía estar muerta hacía años”. María Domecq dice que también pertenece a la familia del Almirante. A partir de ese momento empieza una búsqueda a través de la historia y a cada paso va descubriéndose él en relación a esa familia. Ese maratón se convierte en un baile acompasado donde el movimiento de uno hace reaccionar al otro. Es a María a quien necesita para redescubrir su árbol genealógico. Y las miserias del Almirante que tanto habían respetado en su familia, a él no le importan. Importa saltearse la parte de su vida que quiere dejar atrás y tener en el horizonte alguien como María Domecq, con eso es suficiente. Pero sabemos que las historias que tienen la fachada de salvación son las que también sufren dificultades más dolorosas. El propio autor, cuando tiene que elegir entre sus obras, sigue hablando de María Domecq. Durante años no se conseguía en las librerías porque la edición del 2007 estaba agotada. Ya hay nueva reedición.

 

 

Posteos Relacionados