Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Javier Diz lee a los perdedores

 

Perdedores, estrellas de rock que no fueron tales. Losers de Maximiliano Poter (Ediciones B, 2018) quita el manto del olvido de esos rockstars que no debían ser. ¿Anécdotas? The Police fueron cuatro, los Stones, seis (y vean por qué lo echaron), en los Beatles tocó Jimmie (¿quién?) y así se suceden con gracia las anécdotas. Pero lean qué interesante análisis hace el autor de la reseña.

 

 

 

 

POR JAVIER DIZ

 

En algún chispazo temporal entre que la tragedia se va convirtiendo en comedia con el transcurso del tiempo –y hasta en su misma línea de sentido– debe originarse esa idea romántica que convierte a los perdedores en personajes casi novelescos, cuya suerte esquiva, sumado a malas decisiones y burlas del destino, ubicaron sus nombres a la altura de la posibilidad del mito. Hoy la figura del beautiful loser como disparador de esas ficciones forzadas que la categoría de cultosuele instalar resuena en los márgenes de la cultura pop. Así, con las cartas dispuestas, se puede jugar a ser un perdedor: llegar a algún lugar que tiene que ver más con una categoría pseudo estética de artista incomprendido que con la frustración de no poder. Pero para los nombres que desfilan por las páginas de Losers, el libro de Maximiliano Poter, esa especulación no estaba en los cálculos. Simplemente no pudieron llegar.

¿Pero llegar a dónde? “To the toppermost of the poppermost!”, les decía John Lennon a sus compañeros de los Beatles, anticipando el futuro cercano que sentaría las bases firmes del anhelo de cualquiera que se calzara una guitarra a partir de ahí, cuando todavía no habían llevado a un nuevo nivel el concepto de “fama” –eso que, a veces, como retrata Losers, puede ser también el resultado de la casualidad y lo absurdo del destino–. Lo más alto de lo más alto, entonces. Y la referencia a estos no es casual. ¿Por dónde empezar, si no es por el primer verdadero y más célebre perdedor del rock? Sí, Pete Best, uno de los tantos bateristas que desfilaron antes de Ringo Starr, se quedó afuera de la historia musical más grande jamás contada. Por eso, como bien dice Poter en el capítulo que da inicio a su libro, a partir de ahí, todos los rechazados y expulsados serán “los Pete Best” de la historia.

Lo interesante del trabajo periodístico de Poter está en que no se paraliza en la anécdota conocida y mil veces contada: el relato sigue al personaje hasta la actualidad, recorre su vida de “expulsado” (su inevitable condición de “loser”, digamos), los intentos por seguir una carrera musical (también los de suicidio), su resentimiento y su comodidad actual como el perdedor más famoso (¡y exitoso!) del mundo. Tampoco se queda en la pura información recopilada: Poter contextualiza, opina, imagina hipótesis, recomienda música y linkea en diferentes direcciones, además de usar –sin abusar– recursos del argot rockero y ciertos “argentinismos” bien colocados.

Esa misma estructura presentan los capítulos siguientes, desde el dedicado a Ian Stewart (quizás el segundo perdedor más famoso, fundador de Rolling Stones, removido de la banda ¡por feo!) hasta el del malogrado Richey Edwards, guitarrista de Manic Street Preachers (que en 1995 salió de un hotel y nunca más apareció, en lo que podría ser el más grande enigma del rock contemporáneo), pasando por otros retratos e historias aún más increíbles, como la de Terry Reid (posiblemente el hombre más desafortunado de la historia del rock: “dejó pasar” la posibilidad de ser el cantante de Led Zeppelin, entre una docena de guiños de mala suerte imposibles de creer), la de Gloria Jones (talentosísima vocalista negra cuya figura quedó opacada como la novia de Marc Bolan que perdió el control del auto en el accidente que se llevaría la vida del líder de T. Rex), o la de Mark St, John, el guitarrista (demasiado) virtuoso que pasó por Kiss y dejó poco más que comentarios burlones de sus maliciosos compañeros de turno, entre otros.

Losers corre el velo detrás de lo que pudo ser; la historia de una decena de nombres que vieron pasar de cerca la oportunidad de compartir las marquesinas de la fama y la fortuna, pero que por distintos motivos en algún momento quedaron relegados al pie de página –en el mejor de los casos– de las enciclopedias. Un punto en “el backstage de la gloria”, como el mismo Poter los describe en el prólogo, certeramente titulado “Casi famosos”. Lo interesante es que esa historia, escrita con minúsculas y a golpe de fracasos es, por cómo lo describe este libro, y aún a costa de estos pobres muchachos, muy pero muy divertida.

 

 

Posteos Relacionados