Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

La cocina de Tefi – Simple, rica y casera

Para Tefi Russo lo único que debe quedar afuera de la cocina es el miedo a equivocarnos. Todo lo que necesitamos son ganas de divertirnos y de comer rico y sano, pero sin obsesionarnos con las calorías. Recetas fáciles y deliciosas que nos invitan a disfrutar sin culpa. La cocina de Tefi (Grijalbo), es el libro que necesitamos hoy.

POR BENJAMÍN LOMBARDO

Primero se puede pensar como el regalo para mamá, pero inmediatamente entendemos que nuestro regalo a mamá, ¡es hacer estas comidas que nos sugiere tan prácticamente Tefi! Ella misma se considera una “caradura”: lean sus propias palabras.

“Lo reconozco: fue mi total caradurez la que me permitió, hace unos años, ponerme a cocinar en cámara sin tener tanta experiencia como otros cocineros. Fueron mis seguidores los que me animaron a más. Estas páginas, en las que vuelco mucho de lo que no pude incluir en mi primer libro, están concebidas con la misma pasión y el mismo principio: la mía es una cocina que no le cierra las puertas a nadie. Mis recetas son para todos, porque no hay una sola manera de comer. Y con la misma convicción de que siempre volvemos a descubrir que lo simple, lo familiar, lo equilibrado -con algunas cosas más sanas y otras más gorditas para disfrutar sin culpas- es lo que nos enamora de la cocina. Lo dije y vuelvo a decirlo: cocinen como les salga, pero cocinen. Escuchen música mientras lo hacen, es terapéutico. Toquen y huelan todos los ingredientes: es la mejor manera de conocerlos. Si algo no les gusta, reemplácenlo. Si no les sale, háganlo otra vez. Si les falta algo, inventen. No hay recetas más o menos difíciles; solo gente que te las explica mejor o peor. Y recuerden: lo único que queda afuera de la cocina es el miedo a equivocarnos”.

Otra particularidad de esta divertida cocinera, es que da cuentas de una ¿nueva? realidad: las redes sociales son disparadores de movimientos culturales. Esto es, a partir de su propia iniciativa que no es más que simplemente disfrutar la cocina y reinventarse en las recetas, Tefi lo compartía en sus redes. De todos modos, la autora le dijo a Noticias: “Las redes sociales son difíciles. Yo cocino, no hablo de política, no me meto en polémicas, pero aún así exponerte es complicado. A veces me canso y no tengo ganas de seguir. Y es raro, porque es cierto que les debés a los seguidores, pero a la vez exigen y se sienten en derecho a decirte qué decidir o qué pensar. Agradezco mucho y trato de ser respetuosa, pero lamentablemente desde que empecé hasta hoy, todo cambió mucho”. Su blog, “Inutilísima”, ya daba cuenta de todo esto desde 2012 y así editó un primer libro de recetas bajo el nombre de Simple, rico y casero (Grijalbo). El libro arrasó inmediatamente en su primera edición y a pocos días de publicarse, tuvo una inmediata segunda reimpresión. Sus recetas -fáciles, muy sabrosas y bien caseras-, los platos -generosos y tentadores-; ideales para amantes del buen comer y para personas sin técnica ni formación pero con muchas ganas de aprender a cocinar fácil y rico, fueron la clave del éxito. También los dulces son su especialidad, así que este es un libro perfecto para todos aquellos que a la hora de los postres, también quieren meter sus propias manos.

Una influencer, diría uno, pero -atención- a ella no le agrada la definición: “Para nada. Hay muchas cosas de las redes sociales de las que reniego. La manera en que se está usando el chivo y el canje me parece un abuso. Lo lindo de las redes es la autenticidad”.

Lo más atractivo de repasar las páginas de esta hermosa edición (porque, además, es un lindo libro para tener en la “biblioteca de la cocina”), es entender que una o uno mismo puede hacer de su cocina, el espacio de creatividad sin ser un entendido experto del mundo gastronómico. ¿Por qué? Porque las recetas, descriptas de modo simple, con una lectura hasta divertida, invitan a cocinar y a experimentar para finalmente disfrutar. Las recetas están pensadas para un público muy amplio, no está categorizado ningún elemento permitiendo así el acceso a todo tipo de consumidor. Dice Russo al respecto: “No quería dejar a nadie afuera. Si me centraba en un solo público, me quedaba demasiado por contar, y mi cocina no le cierra las puertas a nadie. Las recetas son para todos, porque así se encuentra el equilibrio. En no encajarnos en una sola manera de comer”.

Compartimos el necesario y divertido Manifiesto Inutilísimas.

  • El miedo es lo único que queda afuera de la cocina.
  • No hay nivel de dificultad en las recetas. Solo alguien que te explica mejor o peor.
  • Pelar y picar puede ser una gran terapia si lo acompañás con música.
  • Tocar y oler todos los ingredientes es la mejor manera de conocerlos.
  • “Nunca” y “asco” son palabras prohibidas en la cocina.
  • Invertir en una buena sartén, una buena olla, un buen cuchillo, y porque somos inutilísimas: también en un buen pelapapas.
  • Equivocarse, ¡muchas veces! Y saber que esos errores son los que más te van a enseñar.
  • No te gusta: reemplazá. No te sale: intentá de nuevo. No tenés: inventá. Pero siempre cociná.
  • Planificá las comidas en compañía. Debatan las opciones, saboreen antes de comer. A veces la previa es la mejor parte.
  • En la improvisación pueden salir las mejores recetas. Anotalas para jamás olvidarlas.
  • Limpiá y ordená a medida que vayas cocinando. Será un gran aliado para evitar desastres.
  • Anotá en un cuaderno tus mejores recetas. Al completarlo, regalalo. Lo más lindo es que se repliquen en otras casas y así duren para siempre.
  • En la cocina, no hay secreto que valga la pena guardarse.
  • Nunca cuentes calorías. Solo cuidá la calidad de tus productos.
  • Si al probar algo te das cuenta de que lo vale, cerrá los ojos para no perderte detalles del sabor. Se aprende mucho más de lo que creemos.
  • Si está rico, no importa cómo.
  • Si lográs que pase, la cocina es el alma de una casa.
  • El mejor reloj en la cocina es el olor.
  • Identificá y diferenciá bien grande azúcar de sal. Puede darte una grata sorpresa.
  • Traete de cada viaje un nuevo condimento. Así vas a tener el mundo en un cajón de sabores, aromas y recuerdos para llevar directo a tu mesa.
  • Siempre rompé los huevos aparte de la preparación central. Si está malo, no arruinás ni tenés que tirar todo.
  • Dejá que los más chicos metan mano y se ensucien. Aunque sea un enchastre, son sus inicios en la cocina y valen mucho más de lo que creemos.
  • Animate a mirar recetas por encima y dejar el libro lejos al momento de cocinar. Es como dejar de usar el GPS y aprender el camino.
  • No esperes a mañana para pedir a tus abuelos y a tus padres esas recetas que te gustan.
  • No comas con tanta información en la cabeza. No enroscarse tanto es a veces más sano que cualquier dieta.
  • No porfíes, ¡el delivery nunca va a ser la mejor opción!
  • Juntate con familias amigas para hacer las compras entre todos. El bolsillo lo va a agradecer.
  • Si no tenés tiempo para cocinar, aliate al freezer, a los menúes y a la organización.
  • Elegí la torta preferida de tus reuniones. Repetila en cada momento importante. Pasará a la historia familiar y a las anécdotas.
  • Cocinar desde el corazón y nada más.

Posteos Relacionados