Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

El cuerpo que quiero, de Rubén Mühlberger

«Este método fue diseñado especialmente para usted. Con una guía autoevaluatoria, podrá conocer los cuatro indicadores que atentan contra su estética y comenzar con la alimentación personalizada que lo ayudará a perder kilos, modelar, rejuvenecer y prevenir futuras enfermedades desde ahora y para siempre.
No se trata de una dieta de moda. Es un plan alimentario coherente adaptado a su fenotipo y genotipo: la fusión perfecta de todos los conocimientos científicos comprobados para refundar nuestra biología.»
En El cuerpo que quiero (Paidós, 2019), el doctor Rubén Mühlberger nos transmite sus treinta años de experiencia en la medicina biomolecular, celular y genómica para que podamos alcanzar un cuerpo armónico y real.

 

POR RUBÉN MÜHLBERGER

 

El método a la medida de su cuerpo

La realidad virtual y la realidad aumentada escapan de las pantallas de los videojuegos para entrar en la ciencia médica, se editan nuestros genes, se modela el futuro biomédico de nuestros hijos, se expiden recetas con la indicación exacta de dosis y horarios por medio de algoritmos y hasta se crean tatuajes electrónicos sensoriales para analizar el sistema cardíaco, frecuencia respiratoria y nivel de glucosa, y transmitir los resultados al instante por Bluetooth. Si algo de esto lo sorprende, créame que todavía no hemos visto nada. Se estima que en los próximos veinte años presenciaremos más cambios que en el último milenio con respecto a la salud y la estética. Estamos en la era de la medicina digital y biotecnológica; la que promete que, en breve, envejecer será tan solo una opción.

Cuando el filósofo alemán Friedrich Nietzsche hablaba del «superhombre» para definir a la especie superada del hombre actual, pocos lo comprendían. Este año, en el Congreso Mundial de Medicina Anti Aging del que participo siempre en Mónaco, pudimos experimentar a qué se refería: la ciencia transhumanista nos presentó los últimos avances en lo que respecta a la evolución artificial del ser humano: desde la nanotecnología aplicada a nuestro cerebro para potenciar las capacidades psíquicas y cognitivas hasta el uso de técnicas de rehabilitación celular, como el alargamiento de los telómeros (el extremo de nuestros cromosomas asociado directamente con el proceso de envejecimiento).
La fusión cuerpo-máquina para programar órganos, células, hormonas es el futuro mediato. El 12% de la población de los Estados Unidos, ya son cyborgs: personas con capacidades mejoradas gracias a dispositivos cibernéticos en su cuerpo que ejercen acciones sobre su organismo biológico, como un sistema de visión artificial para ciegos, ordenadores auditivos que permiten a los sordos oír, brazos robóticos que se controlan con la mente en el caso de un hombre que perdió ambos miembros o una asistencia mecánica ventricular que mantiene los latidos del corazón.

La inteligencia artificial aplicada a la salud está mutando nuestra naturaleza para alargar y mejorar nuestra existencia con el fin de eliminar enfermedades, discapacidades, dolores, incluso la vejez.

Sin embargo, vivimos en una paradoja donde el 52% de la población mundial padece sus kilos de más y no logra dar con la dieta correcta: el 39% de los adultos tiene sobrepeso y el 13% es obeso; cifras confirmadas por la OMS. ¿Extraño, cierto?
¿Cómo se explica que hoy en los congresos científicos estemos hablando de algo tan revolucionario como la nanotecnología molecular y no podamos solucionar un problema tan trillado como el de la gordura?

La respuesta está en el gran negocio de la industria alimentaria (esa que nos vende como «light» o «diet» productos que no deberían estar ni en la tabla nutricional), en la omnipotencia médica (que prefiere curar a prevenir sus trastornos para convertirlo en «paciente» eterno), en las dietas de moda (que solo quieren sumar adeptos) y en la confusión de los que buscan cambiar su cuerpo sin antes cambiar su cabeza.

Por suerte, el modelo de agrupar enfermos por categoría patológica para tratarlos a todos por igual está quedando obsoleto. Hoy, gracias al análisis de datos de alta tecnología, la medicina inteligente vuelve a tornarse más personalizada. Los tratamientos de precisión y la ingeniería genética crean terapias a la medida de la composición bioquímica específica de cada persona. Mientras los remedios antiguos, como el del poder de las hierbas, son reexaminados por los laboratorios más sofisticados, revindicando muchos de sus efectos curativos.

Esa fusión equilibrada y correcta entre ciencia ancestral y futurista es el método coherente para poder diseñar una dieta a la medida de su fenotipo y genotipo; las características individuales que definirán la alimentación definitiva para usted.
Este método que he diseñado junto a mi staff de endocrinólogos, genetistas y nutricionistas pondrá en funcionamiento sus capacidades biológicas para que pueda conseguir un cuerpo más joven, delgado, natural y, sobre todo, posible desde ahora y para toda su vida.

 

 

Posteos Relacionados