Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes

por Cavallo, Francesca | Favilli, Elena

...

Ficha Técnica

Peso 0.3 kg
Dimensiones 24 × 17 cm
EAN

9789504963349

ISBN 13

950496334-X

Subtítulo

Diversión y aventuras

Editorial

Idioma

Español

Páginas

24

Edición

1

Sinopsis

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes (Planeta) es una colección de historias protagonizadas por “princesas” reales de los más diversos entornos y épocas. Aquí reinventa los cuentos de hadas. Elizabeth I, Coco Chanel, Marie Curie, Frida Kahlo, Serena Williams y otras mujeres extraordinarias narran la aventura de su vida, inspirando a niñas —y no tan niñas— a soñar en grande y alcanzar sus sueños; además, cuenta con las magníficas ilustraciones de sesenta mujeres artistas de todos los rincones del planeta. Aquí algunas de ellas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row el_id="padding-contenido" css=".vc_custom_1549998210668{padding-right: 40px !important;padding-left: 40px !important;}"][vc_column][vc_column_text el_class="texto-contenido"]     Ada Lovelace  Matemática  Había una vez una niña llamada Ada a quien le encantaban las máquinas. También le fascinaba la idea de volar. Estudió a muchas aves para descifrar el equilibrio exacto entre el tamaño de las alas y el peso del cuerpo. Probó distintos materiales y realizó múltiples diseños. Nunca logró planear como un ave, pero creó un hermoso libro de ilustraciones llamado Flyology (Vuelología), en donde anotó todos sus hallazgos. Una noche, Ada asistió a un baile donde conoció a un viejo matemático cascarrabias llamado Charles Babbage. Ada también era una matemática brillante, así que no tardaron en convertirse en buenos amigos. Charles la invitó a ver una máquina que había inventado. Se llamaba máquina diferencial, y podía sumar y restar números de forma automática. Nadie nunca había hecho algo así. Ada estaba fascinada. —¿Y si construimos una máquina que haga cálculos más complejos? —le preguntó a Charles. Ambos pusieron manos a la obra. Estaban muy emocionados. La máquina era descomunal y requería un enorme motor de vapor. Pero Ada quería llegar más lejos. —¿Y si logramos que esta máquina toque música y muestre letras además de números? Lo que Ada estaba describiendo era una computadora, ¡mucho antes de que se inventaran las computadoras modernas! De hecho, Ada creó el primer programa computacional de la historia. 10 de diciembre de 1815 – 27 de noviembre de 1852 Reino Unido.     Alek Wek Super modelo  Había una vez una niña llamada Alek que siempre se detenía junto a un árbol de mangos para comerse uno cuando volvía a casa de la escuela. En el pueblo de Alek no había agua corriente ni electricidad. Debían caminar hasta un pozo para obtener agua potable, pero su familia y ella llevaban una vida simple y alegre. Por desgracia, un día se desató una guerra terrible y la vida de Alek cambió para siempre. Su familia y ella debieron huir del conflicto en medio de sirenas de advertencia que aullaban en todo el pueblo. Era temporada de lluvias. El río se había desbordado, los puentes para cruzarlo se habían hundido y Alek no sabía nadar. Le aterraba ahogarse, pero su mamá la ayudó a cruzar el río a salvo. En el camino, la mamá de Alek intercambió sobres de sal por comida y pasaportes, pues no tenían dinero. Con el tiempo, lograron escapar de la guerra y refugiarse en Londres. Un día, mientras Alek paseaba en el parque, se le acercó un reclutador de talentos de una afamada agencia de modelos. Quería reclutarla como modelo, pero la mamá de Alek no estaba de acuerdo. Sin embargo, el agente persistió, hasta que por fin la mamá de Alek accedió. Alek era tan distinta a las otras modelos que de inmediato se convirtió en una sensación. Alek tiene un mensaje para todas las niñas del mundo:  —Eres hermosa. Está bien ser peculiar. Está bien ser tímida. No necesitas ser igual que los demás. Nació el 16 de abril de 1977 en Sudán.     Ameenah Gurib-Fakim  Presidenta y científica  En una pequeña isla del océano Índico llamada Mauricio, vivía una pequeña niña que quería saber todo sobre las plantas. Esa niña se llamaba Ameenah y decidió que quería estudiar la biodiversidad. En sus viajes analizó cientos de flores y de hierbas aromáticas y medicinales. Estudió sus propiedades y viajó a zonas rurales para aprender de los curanderos tradicionales que usaban plantas en sus rituales. Para Ameenah, las plantas eran sus amigas. Su árbol favorito era el baobab por su gran utilidad, ya que almacena agua en el tronco, sus hojas pueden curar infecciones y su fruta (llamada pan de mono) contiene más proteínas que la leche materna. Ameenah creía que se podía aprender muchísimo de las plantas; por ejemplo, del benjuí. —Las hojas de benjuí tienen distintas formas y tamaños. Los animales no comen plantas que no reconocen, así que suelen evitar las hojas de benjuí. Muy inteligente, ¿no creen? Ameenah consideraba que las plantas eran laboratorios biológicos vivos, llenos de información vital para los humanos y para cualquier otra especie. —Cada vez que arrasan con un bosque, perdemos un laboratorio extenso, uno que nunca jamás recuperaremos. Ameenah Gurib fue elegida presidenta de Mauricio, y todos los días sigue luchando por los habitantes de su país, sean personas, animales o, por supuesto, plantas. Nació el 17 de octubre de 1959 en Mauricio.   *Pueden comprar el libro haciendo click aquí. [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Otros Libros del Autor Ver Más ->

Loader image
Anuario de las niñas r... Favilli, Elena ...
Cuentos de buenas noch... Favilli, Elena ...
Cuentos de buenas noch... Favilli, Elena ...
Cuentos de buenas noch... Cavallo, Francesca | Favilli, Elena ...
Cuentos de buenas noch... Favilli, Elena ...

Otros Libros de la Editorial Ver Más ->

Loader image
!Dejennos creer y crear! Planeta Argentina, Contenidos ...
¡A dormir, monito revo... Aa.vv., Array ...
¡Al carajo! Rolon, Alvaro ...
¡BASTA DE MIEDOS! Canosa, Viviana ...
¡Diversión matemática! Autores, Varios ...