Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Simone de Beauvoir, una pionera

Simone de Beauvoir nació el 9 de enero de 1908 en París, la misma ciudad que la vio partir el 14 de abril de 1986. Novelista, filósofa y docente, fue una precursora en materia de derechos de la mujer. Existencialista, el camino recorrido tuvo directa incidencia en esta corriente del pensamiento: hizo de la inquietud una profesión.

 

 

POR LALA TOUTONIAN

 

«Cuando era niña, cuando era adolescente, los libros me salvaron de la desesperación: eso me convenció de que la cultura era el valor más alto»

En 2008, con motivo del centenario del aniversario de su nacimiento, se creó en su honor el Premio Simone de Beauvoir por la Libertad de las Mujeres. Con un valor de 20.000 euros se busca destacar a artistas comprometidas a promover la libertad de las mujeres en el mundo. Porque de eso se ocupó Beauvoir: de las mujeres y de la libertad.

Luchadora intelectual de la igualdad de los derechos de la mujer, la autora de El segundo sexo, fue una voz fundamental en una época no menos revolucionada y revolucionaria que ésta. En este ensayo, la autora critica la opresión a la que es sometida la mujer por parte del sexo masculino y por cómo está organizada la sociedad. Crítica del matrimonio como construcción social, fue pareja de Jean Paul Sartre. No se casaron ni tuvieron hijos, claro, y mantuvieron una relación abierta.

La importancia de Beauvoir radica en la originalidad de su pensamiento: fue el disparador de muchos otros conceptos que se siguen debatiendo hoy día y resultan fundamentales a la hora de posicionar derechos y valores. Además de la reivindicación de temas como el sexo, algo polémico a la época e inclusive hoy mismo.
Para Simone todo era político, entendiéndolo como tal y no partidario. Desde lo personal hasta lo público, por supuesto. Hija de burgueses, se rebeló primero destacándose como atea y luego como defensora del aborto legal. Aunque su familia quedó en la ruina siendo ella muy joven, esos valores conservadores se mantuvieron y ella no pudo menos que generar un distanciamiento ético.

Simone de Beauvoir es sobre todo conocida por su aporte teórico al movimiento feminista. En realidad, su producción filosófica y literaria es mucho más amplia y ha contribuido de manera significativa en diversos frentes al desarrollo del panorama cultural y del pensamiento del siglo XX.
Entre sus novelas destacan La mujer rota y Los mandarines, esta última ganadora del prestigioso premio Goncourt y quizá su obra más emblemática dentro de la narrativa, que sin escaparse del existencialismo y hasta el feminismo, da cuenta de una Francia de posguerra donde dos intelectuales se enfrenta a dilemas personales. Él, Enrique Perron, escritor; ella, Ana Dubreuilh, es psicóloga; y ambos tienen relaciones difíciles. Perron es un relevante editor del periódico L’Espoir, que mantiene una infeliz relación con Paula. Ana está casada con Roberto Dubreuilh, otro importante intelectual, con el que tiene una hija, Nadine. Se desprende que Perron es Albert Camus, que Roberto es Jean-Paul Sartre, que Ana es la propia Simone de Beauvoir y que L’Espoir es en realidad el periódico Combat. La obra capta la incertidumbre y el desencanto de esos años tranquilos pero amenazados por una próxima guerra.

Entre sus ensayos, El segundo sexo, por supuesto, fue el gran best seller y la catapultó entre las grandes pensadoras de su siglo. Todas reflexiones sobre la independencia femenina considerada también como una obra enciclopédica, pues aborda la identidad de las mujeres y la diferencia sexual desde los puntos de vista de la sociología, la psicología, la historia, la antropología, la biología, la reproducción y la relación afectivo-sexual.

También se dedicó a escribir sendas memorias, correspondencias y diarios. En La fuerza de las cosas, por ejemplo, la tercera parte de sus memorias, la autora se cuestiona su propia vida. En su prólogo escribió: “He querido que en este relato circule mi sangre; he querido arrojarme a él, todavía viva”.

Murió afectada por una neumonía y sus restos descansan en el cementerio de Montparnasse. Colega de intelectuales como Foucault, Jacques Derrida, Althusser, Barthes, Deleuze, Guattari y Rancière, entre tantos otros, Simone fue la mujer que destacó entre todos.

Posteos Relacionados