Estación Libro
EXPLORAR LIBROS - data-src=
TODOS LOS AUTORES - data-src=
TODAS LAS EDITORIALES - data-src=
EXPLORAR LIBROS - data-src=

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Novedades editoriales parte II

Seguimos con nuevos libros para todos los gustos. Sobresalen las editoriales independientes sobre las maisntreams de algún modo ya que la pandemia apuró el «hacelo vos mismo» y ya lo vemos en las ventas de ESTACIÓN LIBRO. Novela, ensayo, ficció y no ficción para todos. Tras la primera entrega de novedades, seguimos con el imparable mundo editorial.

 

 

 

 

Neo-operaísmo Traducción y compilación de Mauro Reis (Caja Negra)
Escriben Franco “Bifo” Berardi / Sergio Bologna / George Caffentzis / Colectivo Commonware / Colectivo General Intellect / Alisa del Re / Roberto Falco / Silvia Federici / Claire Fontaine / Andrea Fumagalli / Verónica Gago / Antonio Gómez Villar / Giorgio Griziotti / Maurizio
Lazzarato / Sandro Mezzadra / Rocco Milani / Cristina Morini / Antonio Negri / Maurilio Pirone / Carlo Vercellone / Paolo Virno
Colección / Futuros Próximos
El operaísmo es y ha sido muchas cosas: teoría política, metodología cognitiva, estrategia para
la reconstrucción de una fuerza de clase. También una labor colectiva de interpretación y generación de nuevos modos de organización social para hacer frente a las cambiantes formas del dominio capitalista. El término “operaísmo” (de operaio, “obrero” en italiano) sitúa históricamente el surgimiento de este núcleo de teorías en las luchas obreras italianas de los años sesenta. En el momento de su nacimiento los operaístas se abocaron al estudio de la composición del trabajo en la fábrica, que en aquella época era el centro neurálgico del proceso general de acumulación y el espacio privilegiado de explotación y subjetivación de la clase obrera. Pero esta antología no busca hacer foco sobre ese período fundante. A partir de una selección de textos producidos en las últimas dos décadas por varias generaciones de autores y colectivos, lo que pretendemos es subrayar la capacidad de renovación de hipótesis y nociones (lo neo- como reactualización permanente) que permitió que este proyecto de coinvestigación militante haya podido seguir de cerca las mutaciones del sistema capitalista al punto de conformar hoy uno de los cuerpos textuales más incisivos para interpretar el presente e imaginar alternativas viables. La centralidad creciente del denominado “trabajo inmaterial”, la financiarización de la economía y de la totalidad de la vida a través de la deuda, las actuales formas de explotación y de extractivismo de datos facilitadas por las nuevas tecnologías o la emergencia del COVID como parte de una serie de crisis sistémicas recientes son algunos de los diagnósticos que articulan este volumen. Mediante una precisa cartografía de esos puntos de antagonismo, los artículos aquí reunidos ensayan respuestas para estos tiempos de crisis. La implementación del ingreso universal, la valorización de los trabajos reproductivos y de cuidados, la creación de criptomonedas y algoritmos que favorezcan la cooperación o la necesaria transformación de las formas clásicas de la huelga y el sabotaje son acciones concretas que buscan reapropiarse de la maquinaria digital y abrir nuevos espacios de producción colaborativa y autónoma.

 

El refugio, de Mick Kitson (Duomo)
Una novela sobre el final de la infancia, la fuerza del amor y el poder de la naturaleza para curar. Mejor novela debut del año. Sal ha estado planeando la fuga durante casi un año. Ha leído una guía de supervivencia de cabo a rabo y ha mirado un montón de vídeos de YouTube. Ha sustraído un mapa de la agencia cartográfica nacional. Ha robado varias tarjetas de crédito y ha comprado una brújula, un cuchillo de montaña, un par de impermeables y un kit de primeros auxilios. Y ahora está preparada. Sabe muchas cosas: cómo construir un refugio y encender un fuego, cómo calcular distancias, cómo cazar conejos y disparar una pistola de aire comprimido. Pero sobre todo, sabe cómo proteger a su hermana de diez años, Peppa.

 

Idiófono, de Amy Fusselman (Chai)
“¿Por qué hay que quedar atrapado en un mundo horrible que se dirige lentamente a su desenlace lógico?” En este libro Amy Fusselman, la autora de Ocho, da un paso aun más radical en la autoficción y celebra las formas de la creación que escapan a los estereotipos y las convenciones. A través de un recorrido lleno de resonancias y asociaciones increíbles que pasan por los Talking Heads, Louise Bourgeois, Tchaikovsky, El cascanueces y las tribus de Vanuatu, Idiófono habla del alcoholismo, de las peleas y reencuentros con su madre anciana, de su propia maternidad y de las dificultades del oficio de escritora. El resultado es un texto
pequeño y envolvente que, como un instrumento gigante tallado en el tronco de un árbol en las islas del Pacífico Sur, hace hablar a los materiales de siempre con un sonido nuevo. Amy Fusselman es la autora de Ocho (Chai), The Pharmacist’s Mate, 8, Savage Park e Idiophone. Sus ensayos aparecieron en The New York Times, The Atlantic, The Washington Post y McSweeney’s. Vive en Nueva York.

 

 

Nada nos puede pasar, de Nicolás Teté (Blatt & Ríos)
Nicolás Teté (San Luis, 1989), director y guionista de cine, además de escritor, y ganador en 2019 de la Bienal de Arte Joven de Buenos Aires con uno de los relatos incluidos en este libro.
Nada nos puede pasar, prometía el estribillo de una canción que fue icónica en la década del 90, y que remite a una época en la que «la tele» era parte la vida de los jóvenes de una manera que ya no existe. Estos relatos frescos, hilarantes por momentos, patéticos y emotivos por otros, son protagonizados por esos chicos y chicas que querían actuar, cantar, bailar, ser famosos, salir del closet y que la vida sea un verano eterno. La galería de personajes que desfilan por los relatos de Nada nos puede pasar está poblada de adolescentes que crecieron en la última década del siglo XX. Es la generación que vivió el cambio de paradigma de un mundo al otro: de la televisión a la pantalla del celular; de ser espectadores de programas juveniles a protagonizar sus propias vidas en redes sociales. Ligeros y divertidos, dramáticos y graves, estos cuentos vienen a recordarnos, entre citas de canciones, cástings para programas de talentos, telenovelas juveniles y primeras experiencias sexuales, que todos brillamos alguna vez, aunque más no sea en un papel secundario.

 

 

En las bateas expuestas, de Cristian De Nápoli (Años Luz)
Nunca dejé de necesitar toda la vida de Raskolnikov, confiesa Cristian De Nápoli, que establece con los libros una relación voraz, pero no ciega. Raskolnikov pedirá siempre más páginas que las que le dio Dostoievski y el lector se las proveerá de la única manera a su alcance: a través de otros libros, de otras vidas conocidas en otras páginas. Por eso, nunca terminamos un libro. Y éste, de De Nápoli, que abre muchas puertas y clausura otras con un estilo personalísimo, apasionante e irreverente, no es una excepción. Un libro sobre los libros de alguien que lee cada página como la condensación de un sinnúmero de libros, Fabio Morábito. ¿Alguien sabe qué es un libro? Hay gente que sabe en parte: los escritores, por ejemplo, saben escribirlos; los lectores, leerlos; y lo mismo pasa con editores, traductores, diseñadores, distribuidores y libreros. Sólo muy de vez en cuando nos encontramos con alguien que, como Cristian De Nápoli, sabe desde cada uno de estos ángulos. En las bateas expuestas nos deja entender qué son realmente los libros y por qué los queremos y los odiamos tanto. Son crónicas íntimas y precisas, argentinas y universales, en las que la ciencia de los libros tiene un ménage à trois con el humor y la poesía, Víctor Goldgel.

 

El recién llegado, de Marco Vichi (Duomo)
Florencia, diciembre de 1965. Se descubre el cadáver de un hombre con unas tijeras clavadas en la nuca. El muerto, el «recién llegado» como despectivamente lo conocen sus vecinos por su procedencia, ejerce de usurero, una profesión tan rentable como desagradable. El comisario Bordelli, dudando entre la necesidad de hacer justicia y una profunda hostilidad hacia la víctima, debe iniciar la investigación en base a los pocos indicios encontrados y con una lista inacabable de enemigos. Diotivede, el forense, ofrecerá la primera pista del rompecabezas. Y Bordelli, ante la ausencia de su compañero sardo Piras, se enfrentará solo a un asunto siniestro que revelará los entresijos más oscuros de la realidad italiana.

 

Periodismo- Instrucciones de uso, Ensayos sobre una profesión en crisis (Prometeo)
Selección y prólogo, de Reynaldo Sietecase (Prometeo)
Escriben Caparrós, O’Donnell, Alconada Mon, Fernandez Moore, Alarcón, Becerra, Guerriero, etc. Los desafíos que se presentan en Periodismo: Instrucciones de uso. Ensayos sobre una profesión en crisis son múltiples. ¿Cómo contar una noticia de manera atractiva y que se destaque entre el aluvión de información que se genera en la era digital? ¿Se puede hacer realmente una buena investigación periodística sin importar a quién afecte en un medio comercial? ¿Es posible introducir variantes radicales y creativas en la narración de noticias y crónicas? ¿Cómo lograr que la publicidad privada u oficial no funcione como condicionante? ¿Se puede desafiar a las audiencias en lugar de intentar complacerlas? ¿Cómo evitar que el periodismo político se transforme en un mero relato policial? ¿Puede sobrevivir el periodismo de calidad en el tiempo de los freelancers? ¿Cómo buscar caminos nuevos e independientes? Los autores que participan en este libro tienen ideas e historias profesionales diferentes. Aportan respuestas y siembran nuevas preguntas.Estoy seguro de que sus escritos se convertirán en referencias ineludibles a la hora de repensar el periodismo, porque todos ellos coinciden en que es posible hacerlo bien, Sietecase.

 

Días, meses, años, de Yan Lianke (Automática)
Una sequía asola la sierra de Balou. Los habitantes deciden huir en busca de un clima mejor. Solo un anciano y su perro ciego se quedan atrás, decididos a cuidar de la única planta de maíz que ha brotado. Una bellísima parábola sobre el amor, la vejez, la soledad y el valor de la vida.

 

 

La Biblia Psíquika, de Genesis Breyer P-Orridge (Caja Negra)
El Templo de la Juventud Psíquika es una sociedad oculta fundada en el Reino Unido en 1981 con el objetivo de liberar los poderes que residen en la mente humana. Su cara más visible fue la banda Psychic TV, liderada por Genesis P-Orridge, que funcionaba como un agente propagandístico orientado a atraer nuevos adeptos y a filtrar sus prácticas neochamánicas en la cultura popular. También participaron de sus rituales miembros de grupos como Soft Cell, Coil, Alternative TV, Skinny Puppy o Current 93. La fuente de influencias de la que se nutrió este laboratorio colectivo son varias. Del accionismo vienés y las performances dadaístas rescataron su predilección por el extremismo y la confrontación sensorial en el arte. De las revoluciones psicodélicas de los años sesenta y de los cultos carismáticos como el clan Manson o el Templo del Pueblo de Jim Jones, la certeza de que toda revolución espiritual necesitaba en paralelo desplegar estrategias comunales y un estilo de vida tribal. De William S. Burroughs y Brion Gysin tomaron nota no solo de sus teorías sobre el control social, sino también de las técnicas que concibieron para cortocircuitar esos condicionamientos. Y en el centro de todas esas apropiaciones, la más fundamental de todas: una relectura de las corrientes modernas de magia práctica, en particular de la Magia del Caos. El resultado fue una red subterránea de individuos dedicados de manera sistemática a crear sus propias técnicas de expansión mental y a desprogramar la realidad consensuada. Este volumen reúne los documentos principales de la Juventud Psíquika. En sus páginas, escritas por varias plumas de entre las que destaca la de P-Orridge, encontrarán ensayos filosóficos, relatos históricos sobre el Templo, crónicas de rituales musicales y sexuales, cut-ups, tratados sobre simbología sigilística e instrucciones prácticas para llevar a cabo actos de magia. Un manual de rebelión psíquika y autoafirmación para despertar del sueño sin sueños.

 

La tejonera, de Cynan Jones (Chai)
El autor de Tiempo sin lluvia vuelve a sorprender con esta novela corta, aguda y potente. La Tejonera, su obra más ambiciosa y celebrada, llega en una traducción impecable de Laura Wittner. Jones narra de manera brillante los mecanismos del dolor y la pérdida y la crudeza del mundo animal. Daniel ayuda a las ovejas a parir. Otro hombre caza tejones con sus perros para ponerlos a pelear ante apostadores. Los destinos de estos dos personajes se entretejen con ternura y brutalidad. Con un estilo que fue comparado al de Ted Hughes, Ian McEwan y Cormarc McCarthy, Jones da paso a la pregunta quizás más compleja del mundo: ¿qué es el mal?

 

La erosión, de Antoni Martí Monterde (Minúscula)
La erosión es un relato de viaje a la Argentina de 1996 y 1998. Es un libro sin forma concreta, entre el diario literario y la ficción autobiográfica, pero con un eje continuo perfectamente identificable: la tradición literaria europea del viaje a la Argentina de escritores e intelectuales, que sirve para ir contando las ciudades por donde discurre el relato al hilo de la historia de emigrantes, viajeros y, sobre todo, exiliados. Así, en las páginas de La erosión aparecen Santiago Rusiñol, Antoni López Llausàs, Josep Pla, Julio Camba, Le Corbusier, Ramón
Gómez de la Serna, José Ortega y Gasset, Witold Gombrowicz, María Teresa León y Rafael Dieste, entre otros escritores europeos; entre los argentinos destaca la presencia de Victoria y Silvina Ocampo, Julio Cortázar y, sobre todo, Macedonio Fernández. De los unos y los otros, el
autor se siente huésped y cómplice al mismo tiempo, entre estaciones de ferrocarril abandonadas, Cafés y librerías de viejo en un país que se intuye en el umbral de un colapso que efectivamente tendría lugar pocos meses después de la primera edición en catalán de este libro, en 2001.

 

La otra mitad del universo, de Inés Arteta (Libros del Zorzal)
“No parecía posible que comprendiera el alto costo que Lilit había pagado por la libertad, que hubiese cambiado la sumisión en el Paraíso por el destierro en el desamparo, aún a costa del castigo divino de ser convertida en un esperpento diabólico». ¿Bruja babilónica o precursora milenaria del feminismo? Lilit, la primera mujer creada del polvo junto a Adán, desterrada del Paraíso por negarse a yacer debajo de él durante el sexo, es una figura incómoda tanto para la ortodoxia religiosa judía como católica. Como la primera mujer de la creación en reclamar la igualdad, se constituyó en un potente símbolo libertad y rebeldía femeninas. En La otra mitad del universo, la escritora e historiadora Inés Arteta une sus dos pasiones para crear una novela con la tensión narrativa de un thriller y el rigor de un ensayo de historia. Su protagonista, Lucía Castelli, una profesora de historia casada con dos hijas que busca darle impulso a su carrera, se topa en sus investigaciones sobre Lilit con la pista de un erudito serbio afincado en Buenos Aires, Jacob Adam. Sobreviviente de dos campos de concentración y de la masacre de Novi Sad, este alumno del famoso cabalista Gershom Scholem sostuvo una hipótesis revolucionaria para el mundo occidental: ¿y si hubo entre los autores del Génesis una mujer pero, al igual que Lilit, esta fue ocultada? Basada en una investigación exhaustiva que incluye referencias a la Biblia, la Torá, el Alfabeto del sabio Ben Sirá y el Malleus Maleficarum, el tratado por el que miles de mujeres fueron enviadas a la hoguera, Arteta logra describir con impactante lucidez el pasado y el presente de las mujeres en una cultura patriarcal que condena la autonomía femenina. Sea la de la primera mujer de la creación o la de una historiadora de casi 40 años dispuesta a forjar su camino.
Dijo Inés Arteta sobre su novela: «Este libro es el resultado de una búsqueda de muchos años, de correrme de un perfil de mujer que no fuera el que me habían tratado de inculcar. Si bien cuando comencé a escribir ya me había corrido de ese lugar hacía muchos años, siempre me quedó rondando la pregunta de cuándo la mujer comenzó a estar en un segundo plano en el mundo occidental y por qué fue así. Pero sobre todo, cuál fue el sustento ideológico y cultural para que se consolidara esa organización del mundo”.

 

 

Hay que tener más huevos que esperanza, de Mónica Borda (V&R)
En la vida no basta con tener esperanza para que los sueños se hagan realidad, también es necesario tener huevos. Deja de esperar por “el mejor momento” o de pensar que no estás a la altura de tus metas, porque todos tenemos el potencial para lograr lo que anhelamos.
Recorre el camino de las emociones y aprende a superar los periodos de confusión y estancamiento. Descubre cómo detectar oportunidades y canalizar tus energías para convertirte en esa persona que siempre has deseado ser. ¡Olvida las quejas, las dudas, las culpas y consigue lo que quieras!

 

 

El diario de la peste, de Gonçalo M. Tavares (Intezona)
Hay un antes y habrá un después de este momento histórico a nivel mundial que nos ha hecho vivir la llegada del coronavirus. Solo algunas mentes son capaces de captar esos momentos, transformarlos y convertirlos en una obra maestra. O en todo un acontecimiento literario y que a la vez haya servido de sostén y compañía durante los meses más difíciles de confinamiento. Cuando más incierto y cambiante era el panorama, Gonçalo M. Tavares nos dio constancia y un lugar seguro al que volver, publicando día tras día las entradas de este diario en uno de los medios más importantes de Portugal, El Expresso. Las cuales fueron traducidas en simultáneo a más de 7 lenguas y publicadas en la prensa de casi 20 países. Escrito, traducido, publicado, revisado, editado, corregido, diseñado y vuelto a publicar durante los meses del aislamiento físico. Con la certeza de haber hecho un gran aporte a la literatura universal y al atlas literario de Tavares, esta nueva propuesta hila en su escritura fragmentos de otros discursos: canciones escuchadas al azar, clásicos de la cinematografía…Y de una forma maravillosa y sutil se nutre de todos estos bocados para volver a unir los mil pedazos de ese espejo roto en tan solo 90 entregas.

 

Cultura snack, de Carlos A. Scolari (Funesiana)
La dedicada atención de Carlos A. Scolari hacia los formatos pequeños de la comunicación ha dado como resultado este libro que hace culto y glorifica el arte de lo breve. A medida que se fueron multiplicando los medios también se fueron incrementando la cantidad de textos y de formatos textuales en circulación. La competencia por la atención ha hecho que afloren una infinidad de piezas textuales breves que forman parte de la así llamada Cultura snack: clips, tuits, memes, tráileres, webisodios, teasers, sneakpeaks, cápsulas informativas, tiktok… incluso el malvado spoiler puede ser considerado una micro-especie textual que circula y se reproduce de manera viral por las redes.

 

 

Ser desierto, de Inés Rando (Años Luz)
¿Cuántas formas existen de dibujar un oasis en el desierto? ¿Cuántas hojas de palma abiertas, cuántas ramas secas confundiéndose en el paisaje? La poesía es un refugio / donde adentro siempre llueve, sentencia la voz que fuga en este libro. La voz fuga, sí: como en la preciosa raíz antigua del verbo, intenta en ráfagas de luz y noche demorada, espantar un mal que presiente propio. Un mal invisible ante el día de lxs otrxs, es un espejo partido en la propia lengua. En su filo, se adivina la puerta secreta: las palabras enhebran hojas y flores, en capas frágiles.¿Será suficiente?¿Es un resguardo en el tiempo, visitarse en la desmesura del pasado, medir con la boca del corazón la herida? En el latido la huella habla, conjura el mal y trae las nubes. Llueve, sí, llueve. El caudal del cielo se desboca. Las gotas humedecen la madera y el pasto arrasado. Hay viento. Agua en el refugio. Llueve, sí, llueve. Pero llueve en el desierto. Y ese es un principio.

 

Matar a otro perro, de Marek Hłasko (Malpaso)
Híbrido de novela negra, sátira y fábula existencial, Matar a otro perro es la crónica de una estafa perpetrada por dos timadores emigrados a Israel cuya especialidad es desplumar a turistas adineradas. Los pocos días que dedican a planear y ejecutar uno de sus golpes, condensados en una vertiginosa sucesión de diálogos, le bastan a Marek Hłasko para articular un relato magistral y perfilar a dos personajes memorables: Jakub, galán en horas bajas con un pasado traumático y más escrúpulos de los aconsejables; y Robert, el cerebro de la farsa, teórico teatral de café y gran enamorado de Shakespeare, para quien, además de sacar un buen mordisco, lo fundamental es ofrecer una representación digna de su «público femenino».
Marek Hłasko – (Varsovia, 1934 – Wiesbaden, Alemania, 1969) fue el escritor más polémico de la posguerra polaca. A los dieciséis años comenzó a trabajar de camionero. Luego probaría suerte como albañil, peón de fábrica, recepcionista o vendedor ambulante. En 1957 publicó El primer paso en las nubes, luego le siguieron El octavo día de la semana (1957) y El próximo tren al paraíso (1958), éste último coincidiendo con su rebelión contra el sistema. Tuvo que exiliarse a occidente y después de años de desarraigo, escritura y excesos en los Estados Unidos −en compañía de Roman Polanski−, regresó a Europa. Murió a los treinta y cinco años tras ingerir un cóctel de sedantes y alcohol.

 

Monoimi, de Leandro Diego (Años Luz)
Monoimi no tiene morada. Hurga en casas ajenas y se lleva algo como de prestado para tramar otro formato, uno sin nicho en el anaquel. Aquí las noches son hondas y astringentes, los días demasiado luminosos y los personajes un único fantasma. Monoimi señala la fuga de gas en el recinto, cuenta los dedos del tedio y le pinta las uñas mientras nos invita a sobrepensar qué es todo esto, por qué lo sigue el cuerpo. La mejor parte es que no hace falta leer: lo que pasa se consume frente a los ojos del lector como un espiral en verano; un espiral que conserva los mosquitos y amplifica el zumbido, Ismael Origlia.

 

Extraño oficio, de María Teresa Andruetto (Literatura Random House)
¿Qué hace que tengamos tanta necesidad de contar y tanto gusto por escuchar historias? María Teresa Andruetto indaga en los recovecos de ese extraño oficio de escribir y rescata relatos breves en los que siempre hay bibliotecas y librerías, dedicatorias y personajes, talleres y ferias. María Teresa Andruetto nació en Arroyo Cabral, Córdoba. La construcción de la identidad individual y social, las secuelas de la dictadura militar y el universo femenino son algunos de los ejes de su obra. Ha publicado Pavese/Kodak, Beatriz, Sueño americano y Cleofé (poesía); Hacia una literatura sin adjetivos y La lectura, otra revolución (ensayo); Tama, La mujer en cuestión, Lengua madre y Los manchados (novela); Cacería y No a mucha gente le gusta esta tranquilidad (cuentos), y numerosos libros para jóvenes lectores, como Stefano, La niña, el corazón y la casa, El país de Juan y Selene. Atenta a la escritura de otras mujeres, codirige una colección de rescate de narradoras argentinas olvidadas. Finalista del Premio Rómulo Gallegos, obtuvo, entre otros, el Premio Novela del Fondo Nacional de las Artes, el Premio Iberoamericano a la Trayectoria en Literatura Infantil SM, el Premio Hans Christian Andersen y el Konex de Platino.

 

Un sonido atronador, de de Ray Bradbury (Periférica)
Año 2055. Safari en el Tiempo S. L. ofrece a sus clientes la oportunidad de viajar al pasado para cazar animales prehistóricos, como el Tyrannosaurus rex. Todo está permitido salvo salirse del camino trazado… Este magistral relato, que dio lugar a la teoría del efecto mariposa, trata de los viajes a través del tiempo y sus consecuencias para el futuro, pero, sobre todo, nos hace reflexionar sobre cómo nuestras acciones afectan al mundo que nos rodea. La prestigiosa revista especializada en literatura de ciencia ficción Locus considera este cuento como el más relevante en la historia del género.

 

 

Fabricante de sueños, de Héctor Olivera (Sudamericana)
Es imposible pensar el cine argentino sin Héctor Olivera. Protagonista de una vida que vale por varias, se detiene un momento para recordar el largo camino transitado. Al mismo tiempo, recorre el siglo XX argentino, haciendo eje en el peronismo con una honesta y personal combinación de rechazo y fascinación por la figura de su líder. En el encuentro de estos recorridos toma forma una biografía que Olivera despliega con gracia, sensibilidad y el espíritu vibrante que marcó cada uno de sus proyectos. Héctor Olivera (Buenos Aires, 1931), autor, productor y director, es una de las personalidades más importantes del cine argentino. En 1956, junto con el director Fernando Ayala, creó Aries Cinematográfica Argentina, sello que ha producido 113 largometrajes y más de 200 episodios para televisión. Entre los 23 largometrajes dirigidos o codirigidos por Olivera se destacan La Patagonia rebelde y No habrá más penas ni olvido, que obtuvieron el Oso de Plata en los festivales de Berlín de 1974 y 1984. También fue premiado por sus películas La nona (1978), Los viernes de la eternidad (1980), La noche de los lápices (1986), El caso María Soledad (1993) y Una sombra ya pronto serás (1994). Sus más recientes realizaciones fueron Antigua vida mía (2001), Ay Juancito (2004) y El mural (2010), todas de significativa y galardonada participación en festivales internacionales.

 

 

Breve historia de la mentira fascista, de Federico Finchelstein (Taurus)
Federico Finchelstein explica por qué los fascistas consideraban que sus mentiras (“verdades simples”) llenas de odio eran ciertas y por qué, a través de la historia del siglo XX, muchos seguidores de sus postulados las asumieron como verdad encarnada en sus líderes. Finchelstein (Buenos Aires, 1975) estudió Historia en la Universidad de Buenos Aires y obtuvo su doctorado en Cornell University en 2006. En la actualidad, se desempeña como profesor de Historia en The New School for Social Research y en Eugene Lang College en la ciudad de Nueva York. Ha publicado numerosos artículos en diversas revistas especializadas, así como ensayos en volúmenes colectivos acerca del fascismo, el Holocausto, la historia de los judíos en América Latina y Europa, el populismo en América Latina y el antisemitismo. Entre sus libros se destacan Los alemanes, el Holocausto y la culpa colectiva. El debate Goldhagen; La Argentina fascista. Los orígenes ideológicos de la dictadura; El canon del Holocausto; Orígenes ideológicos de la “guerra sucia”. Fascismo, populismo y dictadura en la Argentina del siglo XX y Del fascismo al populismo en la historia.

 

 

Hachís, de Walter Benjamin (Godot)
“Enseguida aparecieron las pretensiones del tiempo y espacio que experimenta quien consume hachís. Ya se sabe que son absolutamente extraordinarias. Al que acaba de consumir hachís, Versalles no le parece tan grande y la eternidad no le dura demasiado. Y en el trasfondo de estas dimensiones inmensas de las vivencias interiores, del tiempo absoluto y de un mundo espacial inconmensurable, un humor maravilloso, lleno de alegría, permanece con más cariño”, Walter Benjamin. Benjamin persiguió como pocos, o acaso como nadie, ese punto insondable donde las palabras y la experiencia pueden llegar a tocarse. Lo buscó con la persistencia de lo que impulsa el deseo, pero también con la zozobra de lo que se sospecha que puede ser en verdad inalcanzable. Que las palabras y la experiencia puedan llegar a tocarse, vale decir que la experiencia pueda, por fin, de alguna manera, ser dicha: Benjamin presintió esa promesa a veces en cierta zona más o menos mística de la cabalística judía, otras veces en el discurrir sin control consciente de la escritura surrealista, otras veces en la inmediatez palpable de la narración oral, otras veces en la excepcional plasmación literaria de un poeta como Baudelaire.
Y si luego le resulta posible atribuir alguna positividad a los efectos del hachís, no será sino en la escritura (en el trazo material de su escritura) donde cree detectarlos: “¿Acaso una orientación ascendente en la escritura en este último tiempo (a pesar de la frecuente depresión), como nunca antes había visto en mí, se relaciona con el hachís?”. Todo está bien, entonces, todo parece estar bien otra vez: Walter Benjamin se ha puesto a escribir, Martín Kohan.

 

Diez planetas, de Yuri Herrera (Periférica)
Los personajes de Diez planetas habitan un futuro inimaginable que, no obstante, nos invita a dudar de las herramientas con que calibramos nuestro mundo más próximo: un terrícola exiliado en un improbable rincón de la galaxia hace un descubrimiento que le obliga a replantearse sus categorías de especie; una casa se rebela contra la manía de infelicidad de la familia que la habita; una exigua bacteria cobra conciencia en un colon humano por el azaroso efecto de una droga lisérgica; un cosmonauta desentraña un mapa nítido del mundo a través de las casi imperceptibles señales de una nariz… Sin perder un ápice de su habitual frescura ni de la rara precisión para nombrar lo ambiguo, el mexicano Yuri Herrera nos invita esta vez a mirar «del otro lado», allí donde nuestras gramáticas y unidades de medida se quedan pobres y nos enfrentamos a una liberadora conciencia de infinito.

 

 

Exageraciones, de María Pía Escobar (Saposcat)
Estos relatos dan cuenta de una escritura que no cede hasta llegar a lo más improbable, donde el lenguaje se desarma ante la exageración. Humorísticas y filosóficas, las partes que forman este libro muestran la solidez y diferencia de María Pía Escobar (Asunción, 1989) dentro de la literatura latinoamericana actual.

Un hombre entre paréntesis – Retrato de Mario Levrero, de Mauro Libertella (Ediciones UDP)
¿Quién era ese hombre que escribió La novela luminosa, libro póstumo y monumental que lo convirtió en un héroe de culto de las nuevas generaciones? El escritor argentino Mauro Libertella se metió en la vida de Mario Levrero, icono de la literatura rioplatense del cambio de siglo. Encontró en conversaciones con familiares, amigos, críticos y alumnos, y en el relevamiento de vastas fuentes bibliográficas, las claves de un hombre que llevó a una nueva escala la literatura escrita en primera persona.

 

 

Provocación, de de Stanislaw Lem (Impedimenta)
Provocación es una hazaña intelectual sin precedentes. En ella Lem hace coincidir la obra de Horst Aspernicus, un supuesto historiador alemán del Holocausto, cuyos «trabajos» suponen un análisis radical del genocidio y un salto mortal en los abismos de la naturaleza del sujeto; «Un minuto humano» —un libro imaginario escrito por Johnson & Johnson—, que se propone presentar «lo que todo el mundo está haciendo simultáneamente durante un minuto»; «El mundo como Holocausto», una introducción a un libro aún no escrito, donde Lem predice desarrollos futuros en el conocimiento sobre la creación de la vida en el Universo; y «La evolución al revés», otra reseña de otro libro ficticio que Lem afirma haber leído (una historia militar del mundo escrita en un futuro siglo XXI) y utilizado para sus novelas.

 

 

Basilisco, de de Jon Bilbao (Impedimenta)
Insatisfecho con su trabajo como ingeniero, el protagonista de Basilisco se traslada a California, donde conoce a dos personas que cambiarán su vida: Katharina, una joven que acabará siendo su mujer, y John Dunbar, un trampero, veterano de la guerra de Secesión y pistolero ocasional que lleva muerto más de un siglo. Dunbar encarna lo más genuino del Lejano Oeste. Huraño y temido, se ganó el sobrenombre de «Basilisco», y nos lleva de la mano por la fiebre del oro en Virginia City, por una expedición paleontológica y en su huida de una banda de asesinos. Mientras, el ingeniero desengañado, ya convertido en escritor, se adentra en las responsabilidades y frustraciones de la mediana edad. Basilisco se ordena así en una serie de capítulos autoconclusivos, alternando los que acontecen en el presente con los que tienen lugar un siglo atrás por los parajes de Nevada, Idaho y Montana, y proponiendo un diálogo entre realidad y ficción.

 

A su imagen, de Jérôme Ferrari (Del Asteroide)
Una joven fotógrafa muere repentinamente en un accidente en una carretera de Calvi, Córcega. El funeral será oficiado por su tío y padrino, quien pese a haberse prometido concentrarse plenamente en la liturgia, no podrá evitar que regresen a su mente imágenes de su sobrina: la niña fascinada por la fotografía, la adolescente seducida por un militante nacionalista, la prestigiosa fotógrafa de bodas o la periodista de un diario local que un día lo dejó todo para viajar a Yugoslavia durante la guerra. Una novela llena de humanidad, que nos lleva del fracaso de las propias aspiraciones y anhelos a los ambiguos vínculos que se establecen entre la imagen, la fotografía, lo real y la muerte.

 

Big Rip, de Ricardo Romero (Alfaguara)
«Porque, ¿qué es la continuidad sino una fiebre, una aberración?»
En el principio hay una ciudad, dos hombres solitarios; un tatuador y un empleado de correo se hacen amigos en una galería olvidada del centro y son testigos y protagonistas del colapso que quiebra el mundo tal como lo conocían. La realidad empieza a fallar, a funcionar mal, como si hubiera mala señal, como si el software estuviera dañado: el horizonte se pixela, los personajes titilan, se fragmentan, y ya nadie puede estar seguro de que, si entra a una habitación, saldrá en algún momento. Gente que desaparece, gente que queda atrapada en una acción, en un paisaje, en una frase. Y la ciudad que crece y se multiplica con una voracidad entrópica, que se abre como una flor carnívora. Estamos, entonces, ante el fin del universo. No hay por qué escandalizarse. Estamos hace mucho ahí y quizás no nos hemos dado cuenta. Toda la historia de la humanidad podría ser una parte ínfima de este fin del mundo. Nuestra conciencia podría ser parte de esa energía oscura de la que solo tenemos noticia en su constante diálogo con la gravedad. ¿Y si esa energía fuera, finalmente, el dios que tanto hemos buscado? Novela rupturista, novela fractal, intento de atrapar la complejidad de un mundo que se desmorona ante nuestros ojos, Big Rip es la novela total de nuestro presente. También, una experiencia abierta, inagotable, en la que la naturaleza del texto es el propio desborde de lo humano.

 

 

La institutriz, de Gabriela Margall Ediciones B)
¿A qué lugar pertenecemos? ¿Al lugar donde nacimos o a donde viven nuestros amores?
¿Al lugar con el que soñamos todas las noches? Elizabeth Shaw desea volver al pueblo donde nació, el puerto de Fowey, en el sur de Inglaterra. Huérfana desde los dieciséis años, su existencia ha transcurrido en casas ajenas, educando niños y jovencitas de alta sociedad en Buenos Aires. Disciplinada y dueña de firmes convicciones, su trabajo le permitió hacerse un nombre y convertirse en una institutriz apreciada y respetada. Cuando su regreso a Inglaterra es casi un hecho, una familia —a la que está unida por fuertes lazos— requiere su experiencia. La lealtad y sus sentimientos la llevarán a entrar en un hogar donde todas sus convicciones serán cuestionadas: un antiguo amor volverá a su vida, dos niños desamparados pondrán a prueba su capacidad y Elizabeth deberá lidiar con la pregunta sobre su verdadero origen.

 

 

El Tarot paso a paso, de Marianne Costa (Grijalbo)
¿De dónde viene el Tarot? ¿Es realmente portador de un influjo espiritual decisivo? ¿Cómo es que la lectura de cartas puede guiarnos con tanta precisión? ¿Cómo podemos hacer para progresar como lectores? En esta obra, fruto de quince años de experiencia tras la publicación de La vía del Tarot, Marianne Costa revisita las bases históricas, culturales e iconográficas del Tarot de Marsella para ofrecer una estructura de interpretación, en profunda coherencia con la historia del juego, que tiene en cuenta todas sus cartas: arcanos menores y mayores. La ambición de este libro es ofrecer una visión sintética y detallada a la vez, que permita, a quienquiera que se sienta atraído por el Tarot, practicar la lectura de las cartas desde un enfoque de profundización personal y de comunicación bienintencionada con el otro. Procura ser accesible tanto para los principiantes como para las personas que ya están familiarizadas con el Tarot. Para la autora la verdadera respuesta de una tirada, la única que vale, es la que habla al corazón del consultante. Para eso, el tarólogo debe entrenarse para convertirse en un portavoz, un traductor, el mensajero de una dimensión más profunda y más sabia, que ya existe en el consultante. Las cartas nos responderán con paciencia a nuestras preguntas más inocentes, más egoístas, más secretas, pero preparadas también para acompañarnos si tenemos la ambición de encaminarnos hacia lo esencial. Marianne Costa nació en Francia. Es licenciada en literatura comparada, cantante, actriz (formada por Jacques Lecoq), escritora y traductora. En los 90 aprendió serbocroata y trabajó en Sarajevo, durante la posguerra, como asistente benévola de literatura francesa en la Facultad de Letras. Ha publicado libros de poemas, la novela El infierno prometido y varios libros en colaboración con Alejandro Jodorovsky sobre Tarot, Metagenealogía y Psicomagia. Desde 2011, recorre el mundo como profesora y artista itinerante, impartiendo talleres e iniciando dinámicas interdisciplinarias que mezclan artes visuales, música y poesía con herramientas iniciativas y terapéuticas. Es una tanguera apasionada.

Algunas familias normales, de Mariana Sández (Cía. Naviera Ilimitada)
El arte de estos cuentos es tan simple como complejo, mirar lo habitual y ordinario un poco más de cerca, correr la mirada ligeramente hacia los costados, para encontrar ahí esa sutil deformidad que abre la puerta a mundos fascinantes, tan personales como extraños, mundos que a veces ni siquiera sospechamos que existen o simplemente nos empeñamos en no ver, y que nos confirman que de cerca nadie es normal.

 

Lo que vendrá – Una antología (1963-2013), de Josefina Ludmer (Eterna Cadencia)
Escritos a lo largo de cincuenta años, y hasta hoy dispersos en libros, actas, revistas, estos textos pueden leerse como una historia tentativa de la literatura latinoamericana. Pero pueden pensarse también como la historia de un pensamiento, de una máquina de lectura, que en sus recurrencias y variaciones constituye uno de los momentos más brillantes de la crítica literaria latinoamericana.

 

Helada sangre azul, de Yuri Buida (Automática)
¿Quién es Ida Zmoiro?, ¿tal vez la gran actriz que enamoró a una generación de soldados y fue galardonada con el Premio Stalin?, ¿o la esposa de un aristócrata que huyó de la URSS?, ¿quizá la solitaria y distante mujer que regresó a aquel pueblucho llamado Chúdov para dar clases de interpretación a las niñas?, ¿sería acaso Ida la clave del rompecabezas que comenzó con la desaparición de una de sus alumnas, o solo la última víctima?

 

 

Chilean electric, de Nona Fernández (Alquimia)
Chilean Electric es una criptografía y una iluminación que arranca de la “temible oscuridad” chilena a los desaparecidos, los asesinados, los ahorcados. También es la continuación de uno de los proyectos personales más importantes de la literatura contemporánea en español, “una especie de morse luminoso” y la promesa de que ya no haya sombras para ninguno de nosotros.

 

Carne de perro, de Germán Marín (Ediciones UDP)
Escrita en 1983 pero publicada por primera vez en los años noventa, Carne de perro relata los hechos posteriores al asesinato de Edmundo Pérez Zujovic en 1971 por parte de los hermanos Rivera, militantes de la Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP), desplegando, asimismo, los sucesos que llevaron a esta acción. Narrado como thriller, Marín reconstruye un momento histórico de manera audaz sin caer en contemplaciones ni partidismos.

 

 

Manejo integral de residuos, de Nicolás Meneses (Overol)
Nicolás Meneses realiza una exploración de carácter documental en torno a la labor de los recolectores de basura en distintas zonas de la Región Metropolitana. Se enfoca en escenas características, observaciones y registros de habla de los trabajadores en su horario laboral, tiempo libre e intimidad.

 

Manual para enamorarse, de Andrés Muñoz Villanueva (V&R)
El amor. Aventurarse en él requiere de mucha valentía y no implica solo enamorar a otra persona, sino también enamorarse de uno mismo. Elegimos la compañía, mas no dependemos de ella para ser felices. Y es desde el sentirnos completos y plenos con nosotros mismos que podemos compartir nuestro amor. Aquellos que estén en el camino de enamorarse o aquellos que deseen reavivar las emociones en su pareja, hallarán en este manual una guía repleta de ideas, confesiones y reflexiones sobre el arte del amor. El amor a los demás. El amor a la vida. Y el amor a uno mismo.

 

Cuaderno de Guayaquil, de Ricardo Vivallo (Saposcat)
Esta novela-collage fusiona las entradas de un diario (¿real?, ¿inventado?, ¿un poco de los dos?) en el cual la voz del narrador, aterrado de vivir, articula uno de los más devastadores retratos del joven nuevo, que no cumple los requerimientos victimizantes asociados a su generación, la que bordea los 30 años.

 

¿La rebeldía se volvió de derecha? Cómo el antiprogresismo y la anticorrección política están construyendo un nuevo sentido común (y por qué la izquierda debería tomarlos en serio), de Pablo Stefanoni (Siglo XXI)
La extrema derecha quiere cambiar el mundo. Y mucha gente está convencida de que eso es lo que el mundo necesita. Con combinaciones de nacionalismo, posiciones antiestado, xenofobia, racismo y misoginia, pero también guiños a la comunidad LGBTI y consignas ecologistas, con un aura de incorrección y novedad que atrae a los jóvenes, las llamadas “derechas alternativas” están protagonizando una revolución en la política occidental: orgullosas, levantan las banderas de la indignación y la rebeldía que eran la marca registrada de la izquierda. El progresismo, mientras tanto, entre el desconcierto y el gesto despectivo, se abroquela en la corrección política y corre el riesgo de volverse parte del statu quo. Trump y Bolsonaro dejaron en claro que es hora de tomarse en serio las ideas de las derechas reaccionarias, aunque parezcan moralmente condenables o ridículas y, sobre todo, de entender cómo su discurso defensivo, sus líderes carismáticos y escandalosos y su provocación constante están logrando representar a muchos de los que se perciben postergados en las sociedades contemporáneas, también en la Argentina. Esa es la propuesta de Pablo Stefanoni en este libro revelador, en el que construye una síntesis histórica de estos movimientos y muestra cómo han ido moldeando a los libertarios contemporáneos y a otras formas híbridas y en principio sorprendentes, como el anarcocapitalismo, el homonacionalismo y el ecofascismo. Con el troleo en las redes como estrategia de guerrilla cultural y el meme como instrumento político, desde foros de internet y videos de YouTube, en plataformas como 4chan y Twitter, estos grupos están convirtiendo el fanatismo subterráneo en distintas formas de adhesión pública cada vez más visible, de la vestimenta al voto, del manifiesto en la web a la acción violenta en las calles, expresiones muchas veces legitimadas por líderes en el poder. Este libro, que viene a llenar un vacío de obras en español sobre el tema, no condena a priori: escucha los argumentos y se pregunta cómo puede la izquierda enfrentar esta revolución antiprogresista. O, dicho de otro modo, cómo puede recuperar la bandera de la transgresión, que con inteligencia le fue arrebatada por esta extrema derecha cool que decidió dejar de habitar en los márgenes.

 

Silencio, de John Biguenet (Godot)
En un mundo donde cada vez hay menos refugios de silencio, ¿no sentimos nostalgia por otro más tranquilo, en donde la música de la radio, el palabrerío de la televisión, el estruendo de los parlantes, el chillido de las alarmas para autos, el timbre de los teléfonos, el quejido de los motores, el murmullo de los aires acondicionados, el rugido de los aviones en el cielo y todas las demás intrusiones sonoras que la era de la máquina impuso en nuestras vidas todavía no habían ahogado la soledad “entre zumbidos de abejas” que Yeats ya extrañaba en 1888? John Biguenet. Qué es el silencio, se pregunta John Biguenet en este libro. Porque el silencio, si bien es una palabra que ronda nuestros espacios cotidianos, puede ser pensando de cientos de maneras. ¿El silencio es un castigo, una cruel tortura relacionada con la incapacidad del hombre de estar en soledad? ¿O es más bien un privilegio de clase, que como todo se paga y caro? ¿Es un encuentro con la naturaleza, cada vez más difícil de obtener en el mundo moderno? ¿Es aquello que nos devuelve una fotografía, una muñeca o es el silencio terrible y absoluto de la muerte? ¿Es tal el silencio en la música o en la poesía? ¿O está cargado de fuerza expresiva? ¿Es quizás la forma de poder que aparece cuando las mujeres son silenciadas por la fuerza de años de costumbres machistas?

 

 

Mella, de Priscilla Cajales (Overol)
La hendidura de un objeto al romperse, y el apellido de uno de sus personajes, dan nombre a este libro: «Al Mella no lo mataron», leemos en el poema final. A Mella también lo acompañan Denis, un estudiante de doce años del colegio 286, arrepentido de haberse gastado la plata del gas, y choferes que trabajan cantando a la Pizarro.

 

 

Posteos Relacionados