Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Los tweets de Pérez-Reverte

La cueva del cíclope – Tuiteos sobre literatura en el bar de Lola (2010-2020) es lo último del español Pérez-Reverte. En rigor, no es un libro nuevo. Para conmemorar los primeros diez años de Arturo Pérez-Reverte en Twitter Alfaguara publica en formato ebook este compendio de tweets sobre literatura en el bar de Lola.

 

 

Surgido en un ecosistema digital, el libro se lanza exclusivamente en formato ebook. La obra reúne diez años de tuits sobre literatura estructurados como una larga conversación del escritor con sus seguidores, que le piden recomendaciones de lecturas o le preguntan sobre sus libros publicados, su proceso de trabajo o sus gustos literarios.

«Hablar de libros en Twitter es como hacerlo con los amigos en la barra de un bar. Permite un tono informal, variado, preguntas y respuestas que crean un diálogo enriquecedor tanto para quien me sigue como para mí. Si conversar sobre libros siempre es un acto de felicidad, que una red social como Twitter sirva para esto la hace especialmente valiosa. Ahí vuelco con naturalidad toda una vida de lectura, y ahí comparto, con la misma naturalidad, la vida de lectura de mis lectores. Y el lector es un amigo.» Arturo Pérez-Reverte.

Arturo Pérez-Reverte publicó su primer mensaje en Twitter el 30 de marzo de 2010: «(APR) Es la primera vez que entro en esta cueva del cíclope. Si alguna vez más lo hago, pondré la marca (APR) al principio. Prometo dejarme caer de vez en cuando: un libro leído o por escribir, cualquier cosa. Me siento aquí como virgen en cuartel. Abrazos. Gracias a todos. Lo dejo por hoy. Vuelvo a la lectura de lo que tenía entre manos: Breviario mediterráneo, de Matvejević». Diez años más tarde, más de dos millones de personas siguen al escritor y académico en su cuenta en esta red social, @perezreverte, y la literatura continúa siendo un tema esencial en sus interacciones, muchas de ellas acontecidas en la «barra» de ese punto de encuentro virtual que Pérez-Reverte ha bautizado como «el bar de Lola».

Aquí algunos de sus cruces en la red social del pajarito.

 

—@anaeneuropa: ¿Cuál es tu libro favorito (excluyendo los tuyos)? ¡Saludos!

—Lo he dicho muchas veces: el Quijote es el libro. Como los vinos de calidad, gana a medida que uno mismo cumple años. Lo que pasa es que no puede leerse de un modo convencional. Hay que beberse unas cañas con Cervantes en la barra de un bar. Dejando que te dé codazos cómplices, te guiñe un ojo y se ría por lo bajini, contigo o de ti.

 

—@karloswufi: ¿Los que no leímos a Conrad de jóvenes podemos leerlo de mayores sin perder un mito?

—Es que yo creo que Conrad, leído de mayor, es mejor todavía. Mucho. Conrad es el único escritor al que me parece ver envejecer mientras envejezco yo. Quiero decir que lo releo con los años, una y otra vez, y cada vez encuentro sus novelas mejores y diferentes. Veo cosas nuevas. Sin embargo, otros grandes autores que idolatré se van quedando atrás. Como si ya no tuvieran nuevas relecturas posibles.

 

—@RDeVillegas: ¿Cómo es posible que haya tanta hijaputez en las primeras 20 páginas de El con-de de Montecristo? Creo que lo pasaré mal leyéndolo.

—No. Lo pasará de maravilla. El conde de Montecristo sigue siendo una de las mejores novelas de la literatura universal. Miente el bellaco (o la bellaca) que lo niegue. Dediqué una novela (La Reina del Sur) al conde de Montecristo. Ahí tiene lo que opino. Un saludo.

 

—@viajerone: Maese, ¿qué opina del Nobel a Vargas Llosa?

—Opino que ya era hora. Tener a Mario fuera del Nobel y sacarse chechenos y nigerianos y lituanos de la manga era una vergüenza. Es una gran noticia. Sobre todo porque la sucia envidia, una vez más, jiñará las plumas. Y malegro.

 

—@MonacadiMonza: Dígame qué pensaba Ulises camino de Ítaca que podía esperar Penélope.

—¿Después de veinte años de juerga troyana? ¿De «voy a por tabaco»? Dudo que Penélope esperase ya gran cosa. Tejía para ella misma.

 

—@marymosby: ¿Quiere transmitir algún tipo de mensaje con sus libros?

—Alguno, en efecto. Pero no me caben en 140 caracteres. Que los seres humanos nacen, pelean bajo un cielo sin dioses y mueren solos. Y que ésas son las reglas. Un abrazo.

 

—@helenitaFMS: ¿Después de leer qué libro decidió escribir por primera vez? ¿O qué le empujó a hacerlo?

—Soy escritor tardío. No fue un libro sino muchos libros, muchas guerras y algunos años. Empecé con treinta y tantos largos. En realidad nunca me había propuesto ser novelista. Surgió como con-secuencia de una vida y unas lecturas, como digo. Siempre digo que sólo soy un lector (y marino, tal vez) que accidentalmente escribe novelas. No son vocación, sino consecuencia.

 

—@ylla_dystopia: Profesionalmente, ¿cuál sería la diferencia entre el Reverte que habría sido y el que es si nunca hubiese sido reportero de guerra?

—Absoluta. Tenga en cuenta que yo escribo ahora con lo que aquel otro Reverte me dejó en los ojos y la memoria.

 

—@jamarglez: ¿Qué le empujó a convertirse en reportero de guerra? Leí Territorio Comanche y El pintor de batallas, y parece odiar ese modo de vida.

—Quería vivir y confirmar lo que había leído en los libros. Y a ratos, sí. Por eso escribo novelas ahora. Para hacer balance de todo aquello. Mientras fui joven y cruel, todo fue bien. Pero no siempre se es joven. Lo demás vino solo e inesperado. Una vez allí descubrí mi propia vida y mis propios libros.

 

 

Posteos Relacionados