Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Mujeres libres

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Una monja voladora, una pintora indígena australiana que no habla inglés, una sensei en un mundo de hombre, empresarias, artistas, deportistas, generadoras todas de ejemplos de vida: hete aquí un libro que destaca a mujeres que en su segunda mitad de vida triunfaron tras recorrer un silencioso (silenciado) y solitario camino. (V&R Editoras, 2019)

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row el_id=»padding-contenido» css=».vc_custom_1549998210668{padding-right: 40px !important;padding-left: 40px !important;}»][vc_column][vc_column_text el_class=»texto-contenido»]

POR BENJAMÍN LOMBARDO

Lisa Congdon es una reconocida artista norteamericana nacida en Nueva York, escritora e ilustradora que se destaca por sus coloridas pinturas abstractas, dibujos de líneas intrincadas, diseño de patrones y letras a mano. Su libro Una gloriosa libertad – Vidas extraordinarias de mujeres de más de 40 muestra eso justamente: la autonomía de mujeres que han pasado la mitad de sus vidas y como tal, logran explorar su propio poder. Mujeres que viven bajo sus propios términos, sin más. Este bello ejemplar incluye perfiles, entrevistas y ensayos de gente como Vera Wang, Laura Ingalls Wilder, Christy Turlington, Julia Child, Marguerite Duras y muchísimas más destacadas figuras del arte, profesionales; mujeres que han logrado grandes objetivos vitales en esa segunda parte de sus vidas.

Madonna Buder, por ejemplo, Mary dorothy Buder, más conocida como la “Monja voladora” o la “Madre superiora del triatlón” es una hermana, evidentemente, que a los 82 años se convirtió en la persona de mayor edad en completar el triatlón Ironman (esto es: 4 km de nado a mar abierto, 180 km en bicicleta y correr 42.2 km en un término de ¡diecisiete horas!

Minnie Pwerle, reconocida artista, tenía casi 80 años cuando tomó por primera vez un pincel. La mujer australiana de origen indígena se dedicó a partir de ese momento a pintar lienzo tras lienzo sus coloridos trazos que la caracterizan. Nunca supo a ciencia cierta en qué año nació, se presume que entre 1910 y 1920, casi no hablaba inglés. En su adolescencia se relacionó con un hombre blanco casado, por lo cual fue encerrada en la cárcel y fruto de esa unión, nació Barbara. Barbara es parte de la “generación perdida” como llaman en Australia a esos niños nacidos en estas particulares circunstancias. Artista consolidada su hija, se reencontró con Minnie ya de adulta y ahí fue cuando la anciana siguió los pasos de su hija y trabajaron juntas hasta su muerte, ocurrida en 2006.

Sensei Keiko Fukuda se convirtió a sus ¡98 años! en la mujer con el grado más alto de judo en el mundo tras soportar con estoicismo oriental, décadas de discriminación por parte del instituto donde trabajó, dominado exclusivamente por hombres. Nacida en Tokio en 1913 y nieta de un samurai, hizo lo que toda joven debía hacer: origami. Pero a los 21 años descubrió el judo de mano del mismo fundador de las artes marciales, Jigoro Kano, quien la invitó a entrenar. Toda una vida dedicada a esta especialización la convirtieron en la primera mujer en obtener un sexto dan, que mantuvo por tres décadas, y a los 93 tuvo el noveno dan. Por supuesto creó la escuela femenina de judo y organizó los primeros torneos entre chicas. Murió con espléndidos 99 años.

Katherine Johnson, apasionada por las matemáticas, logró superar el racismo y el sexismo al que se tuvo que enfrentar prácticamente toda su vida solo por su amor a los números. Genia absoluta llega a la universidad a sus jóvenes quince años y fue la primer mujer norteamericana en cursar y obtener un posgrado académico. La única posibilidad laboral para una mujer era la docencia y a eso se dedicó con cuerpo y alma pero se casó y lo dejó para vivir una vida ama de casa como la sociedad pretendía. Frente a la enfermedad terminal de su esposo quiso volver al ruedo. El comité Asesor para Aeronáutica, más tarde se convertiría en la NASA, buscaba mujeres para trabajar como computadoras humanas quienes completaban los cálculos iniciados por ingenieros, Su habilidad destacó inmediatamente y a los 40 años se convirtió en la única mujer en el comité y entre sus logros se cuenta los cálculos de la trayectoria del primer viaje al espacio y el recorrido del Apolo XI hacia la Luna. Murió en 2015 a los 97 años de edad.

Y hay muchísimas historias más, todas entrañables, todas llegan a las lágrimas. Un libro que deberían leer quizá los más jóvenes, hombres y mujeres, para entender el doble esfuerzo de estas mujeres: su género y edad. Y todas salieron más que airosas.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Posteos Relacionados