Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Una librería mitológica en Grecia

Atlantis, una librería en Santorini, es el sueño de todo bibliófilo: desde las vistas maravillosas del mar Egeo hasta una siesta entre sus libros. En la tierra donde el mismísimo Platón creía que era la Atlántida perdida, encontramos un ejemplar de Harry Potter en griego antiguo y hasta una primera edición de Un cuento de Navidad de Charles Dickens.

 

POR VICTORIA MANSILLA

¿El precio de este ejemplar? 17.500 euros (alrededor de 1.172.500 pesos argentinos). El New York Times publicó una nota sobre esta librería en el pueblo de Oia, en el extremo norte de Santorini. Su dueño, Craig Walzer, está encantado con su logro. Porque además de ser un espacio verdaderamente encantador, alberga un material único. Una primera edición de El gran Gatsby de F. Scott Fitzgerald se exhibe en una de las estanterías y por poco más de 6. .000 euros, uno puede llevársela (no, en Europa no hay financiación en cuotas…). Debajo de una etiqueta que pone «Debo tenerte», hay una edición de 1935 del Ulises de James Joyce ilustrada por Matisse. Sí, una cosa de locos.

Walzer explica que su especialidad, los libros raros y caros, se venden bien, en parte porque la isla se ha convertido en un destino popular para «personas que tienen demasiado dinero». Pero también porque los recién casados ​​y otros visitantes a menudo quieren llevarse a casa algo más significativo y menos común que una pulsera de diamantes, digamos. Los libros ofrecen a los turistas «algo tangible y no digital», agregó; no son solo otra foto posada frente al atardecer.

 

 

Así es como la librería se ha convertido en una atracción turística. Eso es especialmente extraño para Walzer, quien durante años consideró el lugar como su propio hogar. Tanto así que le agregó camas. Una está escondido detrás de los estantes que ahora muestran copias de la serie de Harry Potter en griego antiguo. El otro («el dormitorio principal», lo llamó Walzer) se encuentra sobre la sección alemana. Ese lugar ahora está ocupado por una de las empleadas de la tienda, Katie Berry, una graduada de inglés de Harvard de 22 años que pasa su tercer verano durmiendo entre las pilas.

Craig Walzer es un americano de Memphis de 38 años que está establecido en la isla de Santorini hace quince años. “Atlantis no es la librería más antigua y pequeña de Europa; Harry Potter no se inspiró en este lugar; Ernest Hemingway no escribió aquí. Y, sin embargo, la historia de Atlantis no está exenta de elementos míticos”, describe el New York Times. Tiene un origen muy particular inspirado en las musas del… no, mentira, inspirado en el alcohol. A Walzer y a un amigo se les ocurrió -borrachos- la idea durante una visita a la isla durante un descanso de Oxford en 2002. Fue un gran viaje: fueron en camioneta desde Gran Bretaña hasta Santorini. Walzer iba leyendo el libro de John Steinbeck, Al este del Edén, una copia hecha jirones que hoy guarda en la parte posterior de la tienda como un talismán de la buena suerte cerca de una copia envuelta en plástico de La broma infinita, firmada por David Foster Wallace.
“El desafío solía ser vender libros. Ahora está en encontrar los libros para vender «, dijo Walzer al medio americano. «Pero lo descubrimos».

El lugar es verdaderamente digno de historia: su ubicación original es debajo de las murallas de un castillo del siglo XIII construido por venecianos, y los fundadores se vieron obligados a reconstruir la tienda en la casa en ruinas de un capitán.
Para el diario inglés The Guardian, ésta es la librería que encabeza la lista de sus favoritas en el mundo. «No teníamos nada que hacer en esa lista», dice Walzer. «Ahora creo que sí».

Y el propio Walzer se presenta como el héroe torturado. Se matriculó y abandonó la escuela Kennedy de Harvard y sus estudios en Derecho, y luego «pasó a la clandestinidad” como le gusta bromear, esencialmente en Nueva Orleans. Encontró el camino y regresó a Santorini y su librería en 2011. La supervivencia lo condujo al éxito, pero a medida que la tienda floreció, el destino inmobiliario descendió. En 2015, los propietarios amenazaron con el desalojo a menos que pagara un millón de euros para contrarrestar una aparente oferta en el edificio.
Pero como la cobertura internacional en ese momento dio la alarma de que Atlantis podría perderse nuevamente, Walzer no ha tenido noticias de los temidos propietarios. Dijo que todavía está operando sin un contrato de alquiler. «Un día la campana sonará», continúa. «Pero hoy no, porque es domingo por la tarde».
Pocas cosas más encantadoras que estar sentado en la terraza de la tienda, con el brillante mar Egeo de frente y los libros de fondo.

Posteos Relacionados