Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Objetos de escritores como trofeos

 

Una radiografía de Hemingway, el inodoro de Salinger o la billetera de Sylvia Plath son algunos de los objetos fetiches que los -adinerados- lectores buscan en las subastas. Y los más afortunados se los llevan a su casa. En este informe les contamos sobre algunas de las reliquias que compraron lso fanáticos. 

 

POR ROCÍO ESQUIVEL

La billetera de Sylvia Plath

Sin dinero adentro, apenas algunas tarjetas de identificación -para la Biblioteca Pública de Boston, la Sociedad de Poesía de América-, la billetera de la autora contenía además una foto de Plath con su madre y su hermano cerca de un árbol de Navidad. El valor agregado es el hecho de que las tarjetas de identificación fueron obviamente «firmadas» por Sylvia Plath. Entre la colección de parafernalia de Plath vendida en una subasta: su caña de pescar, una máquina de escribir (que se vendió más cara que la de Jack Kerouac), su biblioteca anotada, sus dibujos, relojes y mucha ropa.

 

 

 

 

Inodoro de J.D. Salinger

Cuando J.D. Salinger murió en 2010, su casa en Cornish, New Hampshire, fue comprada y minada rápidamente para obtener información sobre el estilo de vida solitario de Salinger. ¿Qué hacía el escritor ahí adentro? Según la pareja que compró la casa, escribía en el baño. «¡Quién sabe cuántas de sus historias fueron pensadas y escritas mientras Salinger se sentaba en este trono!», Escribió la pareja en su lista de eBay. Aunque el inodoro se fabricó en 1962, después de que se publicara la mayor parte del trabajo de Salinger, el inodoro vivió en la casa de Salinger durante muchos años, «usado» y «sucio». No está claro cuánto se vendió el inodoro pero la subasta de eBay comenzó a partir del millón de dólares.

 

 

Una radiografía del pie de Ernest Hemingway

15.000 dólares por la placa. Las radiografías del pie de Ernest Hemingway muestran evidencia de las lesiones en las que incurrió en el frente italiano en 1918, sobre las que más adelante escribiría en Adiós a las armas.

 

Un medallón que podría contener el cabello de Jane Austen

Se pagaron 6.382 dólares con 50 centavos por algo que ni siquiera está comprobado. El medallón «in memoriam», que se fabricaba tomando filamentos del cabello de la persona fallecida y tejiéndolos sobre la imagen de un árbol de sauce llorón, como es en este caso, puede coincidir con el único mechón del pelo de Austen.

 

Las cenizas de Truman Capote

44.000 dólares por las cenizas más el cofre, claro. Las cenizas, dentro de una caja de madera japonesa, fueron propiedad de Joanne Carson, esposa del presentador de Tonight Show, Johnny Carson. Dijo que aferrándose a las cenizas de su querido amigo, el Sr. Capote, le dio «un gran consuelo». Junto con los restos, también se vendieron las ropas que llevaba en el momento de su muerte, así como dos frascos de su medicamento: la ropa se la llevaron por 6.400 dólares y las pastillas por 9.280.

 

 

Collar de perro y -atención- escarbadientes de Charles Dickens

11.590 dólares por el collar del pequeño pomeranian de Dickens. Además, según el Washington Post, un palillo de oro y marfil con un «mecanismo retráctil» fue vendido «por los herederos de la familia Barnes & Noble» en la casa de subastas, Bonhams. Se estimó que el palillo se vendía entre 3.000 y 5.000 dólares, pero el comprador anónimo se reservó la cifra.

Posteos Relacionados