Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Los consejos de Umberto Eco para escribir (bien)

A tres años de la muerte del escritor Umberto Eco, lo recordamos en sus propias palabras. Aquí una lista de sugerencias a tener en cuenta por el escritor que se precie de tal. Apenas un homenaje a quien tanto nos legó.

 

 

 

 

No hay grieta alguna en lo que refiere a la figura de Umberto Eco. Ha generado admiración por donde se paseara (y aquí no tenemos en cuenta el punto 9). En el aniversario de su muerte recordamos sus cuarenta consejos para escribir correctamente. Estos tips tienen una cuota de humor y hasta redundancia (ver el 23, por ejemplo) que nos alegra el alma al recordarlo. Desde Estación Libro les rogamos tengan en cuenta el 25 o el 32, acaso. Eco murió a los 84 años el 19 de febrero del 2016 dejando un vacío en áreas como la semiótica, la filosofía, la estética, el ensayo y la narrativa imposible de volver a llenar. El semiólogo que escribió más de cincuenta libros. Detestaba los lugares comunes así que evitaremos hablar de más y limitarnos a decir que el mundo literario se hundió en un luto del que nunca se levantará. Eco, que atesoró más de 30.000 volúmenes en su biblioteca creía que una persona que no lee, a los 70 años vivió una sola vida, mientras que una que sí “habrá vivido 5.000 años. La lectura es una inmortalidad hacia atrás”. (Y acá nos saltamos los puntos 8 y 11, perdón.)

 

  1. Evitar las aliteraciones; solo gustan a los “estúpidos”.
  2. No abusar del subjuntivo: utilizar solo cuando sea necesario.
  3. Evitar las frases hechas: son como la “sopa recalentada”.
  4. Escribir tal y cómo uno se expresa.
  5. No usar siglas comerciales ni abreviaciones.
  6. Recordar (siempre) de que el paréntesis (aun cuando parece indispensable) interrumpe el hilo del discurso.
  7. No abusar de los puntos suspensivos.
  8. Limitar el uso de las comillas. Las citas no son “elegantes”.
  9. No generalizar.
  10. Los barbarismos no son de buen gusto.
  11. Restringir las citas. Emerson dijo con razón “Odio las citas. Cuéntame solo lo que sabes”.
  12. Las comparaciones son equivalentes a las frases hechas.
  13. No ser redundante y no repetir dos veces la misma cosa. Redundancia es explicar algo que el lector ya ha entendido.
  14. Solo los necios emplean palabrotas.
  15. Intentar siempre concretar.
  16. La hipérbole es una excelente técnica expresiva.
  17. No construir frases de una sola palabra.
  18. Cuidado con las metáforas demasiado atrevidas: son “plumas sobre las escamas de una serpiente”.
  19. Poner las comas en el lugar adecuado.
  20. Aprender a distinguir entre la función del “punto y coma” y la de los “dos puntos”: no es tarea fácil.
  21. Si no se encuentra el vocablo idóneo, no recurrir a la expresión coloquial: “el parche es peor que el agujero”.
  22. No usar metáforas incoherentes, aunque suenen bien.  Son “como cisnes degollados”.
  23. ¿Son de verdad necesarias las preguntas retóricas?
  24. Ser conciso y tratar de condensar pensamientos empleando el mínimo número de palabras y evitando las frases largas; así se evitará que el discurso esté contaminado (una de las tragedias de nuestro tiempo dominado por el poder de los medios de comunicación).
  25. Las tildes no son ni incorrectos ni inútiles, quien los omite se equivoca.
  26. No se apostrofa un artículo indeterminado antes de un sustantivo masculino (el apóstrofo [‘] es una coma que se coloca en la parte superior derecha de una palabra. En castellano apenas se utiliza, solo por influencia del inglés con el genitivo sajón).
  27. ¡No enfatizar demasiado! ¡Medir los signos de admiración!
  28. Ni siquiera los amantes de los barbarismos pluralizan las palabras extranjeras.
  29. Escribir correctamente los nombres extranjeros como Baudelaire, Roosevelt, Nietzsche y parecidos.
  30. Citar sin perífrasis los autores y los personajes a los que refieres, tal y como lo hizo el más grande escritor lombardo del siglo XIX, el autor de El 5 de mayo.
  31. Al principio del discurso utilizar la “captatio benevolentiae”, para congraciarte con el lector (pero a lo mejor ustedes son tan estúpidos que no entienden lo que estoy diciendo).
  32. Cuidar con detalle la ortografía.
  33. No hace falta decir que las pretericiones (decir lo que no vas a contar) son desesperantes.
  34. No poner punto y aparte muy a menudo; solo cuando sea necesario
  35. No usar el plural “majestatis”. Causa una impresión pésima.
  36. No confundir causa con efecto: podrías equivocarte y cometer un error.
  37. No construir frases en las cuales la conclusión precede a las premisas: si lo haces, las premisas se podrían deducir de las conclusiones
  38. No utilizar arcaísmos como “hapax legomena” u otros lexemas inusuales, así como estructuras profundas de rizomas, que superen las habilidades cognitivas del destinatario.
  39. No seas prolijo, pero tampoco te quedes corto.
  40. Cada frase ha de tener un significado, con independencia del contexto.

 

 

 

 

Posteos Relacionados