Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Las partes de un libro

OK, todos leemos mucho, ¿pero conocemos las partes del libro? Hay ediciones en tapa dura, como las de lujo, que tienen características específicas. Por ejemplo, los libros forrados con cuero pueden tener incrustaciones de oro. En cambio, las ediciones de tapa blanda suelen llevar solapas, mientras que las de cartoné solo las lleva la sobrecubierta. Los nombres que se dan a las partes de un libro varían por país y región; incluso pueden variar en el tiempo: ahora se denomina portada a la cubierta de un libro. Veamos las partes de un libro.

 

 

 

Apéndice: aunque aparecen en la ficción, el apéndice es más común en la no ficción. Es un lugar para información complementaria, incluidas notas de investigación, fotos, un glosario de términos utilizados en todo el libro y otro material que mejora la experiencia de lectura o la investigación.

Encuadernación: cómo se cosen las páginas de un libro. La encuadernación se puede realizar a máquina, la más común, pero también están los artesanos que lo hacen a mano con una variedad de técnicas. Es más común que la encuadernación se haga con hilo o adhesivo, pero también se utilizan otros métodos.

Colofón: por lo general, en la parte posterior de un libro, el colofón presenta información sobre el editor, incluido dónde se publicó el libro, cuándo se publicó e incluso notas sobre el tipo de fuente utilizado en todo el libro. Colofón también puede referirse a la imagen utilizada por un editor para simbolizar su marca: piense en el pingüino para Penguin Books. No todos los libros tienen el colofón al final del libro. Es bastante común que esa información se incluya en la página de derechos de autor.
Dedicación: No todos los libros incluyen una dedicatoria, pero un autor puede optar por honrar a un amigo, familiar u otra persona o cosa importante en su vida con una. La dedicatoria suele aparecer en la primera página de la derecha después de la información de copyright y el reverso suele estar en blanco. Numerosos autores se han ganado la reputación de dedicaciones inteligentes, creativas e ingeniosas a lo largo de los años.

Guardas: las guardas, también conocidas como hojas finales, se ven en libros de tapa dura y son los papeles que se encuentran dentro de la portada y contraportada. La primera página se pegará en la portada, mientras que la otra será la primera página del libro (y viceversa para las guardas en la parte posterior de un libro). Estos pueden incluir diseños intrincados, mapas o estar en blanco. Antes de la impresión masiva y todavía común en la encuadernación a mano, las guardas servían como un medio para ayudar a fortalecer la encuadernación de un libro. Del mismo modo, en libros antiguos y raros, las guardas se crearon por separado del resto de las páginas, lo que permitió el veteado y otros diseños creativos.

Prólogo: generalmente escrito por alguien que no es el autor de un libro, el prólogo destaca la importancia histórica de un libro, las actualizaciones del texto en ediciones posteriores y / o la conexión del escritor con el texto futuro

Dorado: esta técnica decorativa aplica una capa muy fina de oro a la página y / o los bordes de la cubierta de un libro. Las ediciones especiales y las ediciones de colección de libros pueden tener bordes dorados, y algunos libros incluso ven dorado en una portada de intrincado diseño. Sin embargo, en los primeros días de la publicación, el dorado no se trataba solo de decoración: servía como protección de la página contra la humedad y el polvo.

Página de medio título: una página que presenta simplemente el título del libro sin el nombre del autor o la editorial. Estos no están en todos los libros, pero es posible que descubra una página de medio título en libros de tapa dura en la primera página de la derecha de un libro después de la última hoja. En un libro de bolsillo, puede aparecer un medio título después de la página de título completa. Una página de medio título se utiliza cuando hay un exceso de páginas para completar un libro; dado que una página tiene cuatro lados, el medio título es un medio de utilizar un espacio potencialmente vacío al comienzo de un libro.

Introducción: a diferencia de un prólogo, la introducción de un libro la escribe el autor y puede contener información sobre el propósito del libro o anécdotas interesantes relacionadas con la escritura, pero no vitales para el texto en sí. Muchas veces, en las reediciones de libros, la introducción de un autor puede ser un reflejo de la historia o el texto en su contexto histórico y moderno.

Unión: el lado izquierdo de la portada del libro y el lado derecho de la contraportada que conecta la portada con el lomo del libro. Esta es la parte del libro que a muchos lectores les gusta mantener preservada y sin fisuras, mientras que otros lectores prefieren romper y reventar para mostrar el libro que se está utilizando. El interior de la articulación se llama bisagra.

Interlineado Kerning: el espacio entre caracteres de fuente. Las diferentes fuentes tienen diferentes kernings y el kerning de una fuente a menudo se puede ajustar para obtener el efecto deseado; es posible que vea esto con mayor claridad en el título y / o la línea de la portada de un libro.

Hojas: dos páginas de un libro, que es una hoja, se llama hoja. El anverso de la hoja es el anverso, mientras que el reverso de la hoja es el reverso.

Manuscrito: La palabra se explica a sí misma: manu-script. Es un libro escrito a mano. Estos no son especialmente comunes hoy en día, y la palabra misma ha adquirido el significado de un libro que se ha escrito pero no se ha publicado. Esto es lo que un escritor envía a su agente o editor que será editado y convertido en un libro. Sin embargo, se han publicado manuscritos, particularmente cuando se trata de autores queridos cuyo trabajo ha sido publicado en forma de manuscrito de sus archivos. Go Set a Watchman de Harper Lee es un ejemplo.

Números: hay dos números que a menudo encontrará en una página de derechos de autor que vale la pena conocer, fuera de la dirección del editor, el año de los derechos de autor y el número de catalogación de la Biblioteca del Congreso. El primero es el ISBN, también conocido como Número de libro estándar internacional. Se emite un ISBN para cada edición de un libro y está destinado a ser su identificador único. El segundo es el número de impresión. Cuando miras una página de derechos de autor, es posible que veas una lista de números con un aspecto similar al siguiente: 3 4 5 1 2. El primer número te dirá el número de impresiones que ha visto esa edición particular de un libro; en el ejemplo, esa sería la tercera impresión.

Octavo: Octavo originalmente se refería al tamaño de las hojas que provenían de doblar una hoja de papel completa con varias páginas de hojas. El octavo tenía 8 hojas o 16 páginas completas. En otras palabras, la hoja con el texto se dobló tres veces para producir 16 páginas. Hoy, sin embargo, octavo tiene menos que ver con el formato de impresión y, en cambio, con el tamaño de un libro: entre 8 y 10 pulgadas de alto, o su libro estándar de tapa dura y de bolsillo comercial. Puede o no estar hecho de plegado estilo octavo.

Prólogo: típicamente limitado a la ficción o no ficción narrativa, el prólogo prepara el escenario para el libro, abriendo al lector al escenario o trasfondo necesario para comenzar. Por lo general, se cuenta a través de la perspectiva del narrador del libro o de un personaje de la historia.

Cita: muchos libros utilizan una cita al principio del libro o al principio de varios capítulos dentro del libro que no fue escrita por el autor del texto. Su nombre técnico es un epígrafe.

Bandas elevadas: esto no se ve mucho en la encuadernación de libros hoy en día, excepto como un elemento decorativo, pero en los primeros días de encuadernación de libros, los cordones que se usaban para coser las páginas no estaban alineados con esas páginas. La columna, que se adjuntó más tarde en el proceso, necesitaba acomodar esos cables y, por lo tanto, las bandas elevadas en las espinas.

Lomo: Este es el caso exterior de la encuadernación: el lugar donde se encuadernan todas las páginas y la parte del libro que sobresale en un estante. A veces, el lomo está alineado con el papel y otras veces no. En muchos libros de tapa dura, es posible que vea un hilo en la parte superior o inferior de las páginas dentro de un lomo. Llamadas diadema o diadema, ayudan a proteger el espacio entre el bloque de páginas encuadernadas y el lomo.

Bloque de texto: a veces también llamado bloque de libro, es la pila de páginas que componen el libro. La encuadernación generalmente se cose en un extremo, con un lomo y tablas (cubiertas) en el exterior.

Sin cortar: es posible que esté más familiarizado con el término borde de la cubierta. Los bordes sin cortar / deckle se refieren a páginas que no se han recortado y uniforme en el bloque de texto que no está encuadernado. Sin cortar también puede referirse a la antigua práctica de que los libros no se encuadernen en el momento de la adquisición, y una vez comprados, el propietario buscaría su propia carpeta para las páginas. Las páginas sin cortar eran lo que existía antes de que la carpeta cortara y recortara el bloque de texto para que se ajustara a la encuadernación. Aquí hay un poco de historia sobre los bordes sin cortar / deckle.

Volumen: el volumen se refiere a las hojas que están unidas. Cada libro independiente es un volumen, aunque el término tiende a usarse con mayor frecuencia con varios libros dentro de una serie. En antologías o colecciones de obras más grandes, se pueden recopilar varios volúmenes en un solo libro.
Envoltura: como en la envoltura de polvo o la sobrecubierta, la historia de esta parte de un libro es fascinante. Una vez utilizados para proteger la tapa dura de un libro del polvo, los rayones y otros daños, después de la Segunda Guerra Mundial, los editores se dieron cuenta de que los envoltorios de polvo podían ser una parte vital del marketing de un libro. Hoy en día, están altamente diseñados y destinados a captar la atención del lector más que proteger las cubiertas.

X: por lo general, la marca que se usa en el número de clasificación de un libro u otro código de identificación en una biblioteca o librería que lo denota como un descarte. También puede indicar la página 10 en números romanos.

Lomo amarillo: las novelas sensacionalistas baratas producidas en masa durante la era victoriana en Inglaterra, llamadas lomos amarillos, se desarrollaron para competir con las novelas de un centavo. Los libros estaban cubiertos de papel amarillo para hacerlos estallar y llamar la atención de cualquiera que pasara, que era, por supuesto, el objetivo, ya que estos lomos amarillos se veían con mayor frecuencia en áreas de alto tráfico como estaciones de tren. El dorso amarillo como término todavía se usa hoy en día para describir libros similares con poca o ninguna calidad, pero es raro escucharlos.

Cero: el número aproximado de partes de un libro que comienzan con la letra «z». Una entrada alternativa va al zine, aunque un zine es un tipo de material de lectura, a diferencia de parte de la anatomía del material de lectura. Dicho esto, conozca qué son las revistas y por qué son importantes.

El exterior de un libro es lo que llamamos las cubiertas; más todo lo que a partir de ella se expanda hacia afuera, como sobrecubierta y faja. El interior de un libro es la tripa y constituye el libro en sí mismo; la cubierta.

Los libros de tapa blanda o rústica (paperback) llevan algunos elementos que no se incorporan en los de tapa dura o cartoné (trade, hardcover), y viceversa.

Partes externas de un libro, para tapa blanda y dura

Cubierta (cubierta anterior, tapa, tapa de delante, plano de delante, primera de forros, tabla, pasta): es la envoltura que cubre el cuerpo material del libro; parte delantera de un libro; la cara de una publicación.

En el libro de tapa dura las cubiertas están compuestas por un cartón forrado. Este cartón se cubre con papel impreso, tela, cuero u oro material por la parte exterior; por la parte interior van las guardas.

Lomo: parte que une la parte delantera y la trasera de un libro. Es la sección que reúne los pliegos y donde se encolan o cosen.

Cabezada: cordel o banda de tela estrecha que se pone en los dos extremos del lomo de un libro.

Contracubierta (cubierta posterior, contratapa, plano de detrás, cuarta de forros): es la parte trasera de un libro. También suele llamarse contracubierta a la parte interna de la cubierta, donde se pegan las guardas; lo que en las revistas se llama retiración de cubierta.

Interior de cubierta (retiración de cubierta, contracubierta, contratapa de delante, retiro de cubierta, retiro de portada, segunda de forros). Es el revés de la cubierta, donde se pega la guarda anterior del libro.

Guardas: son las hojas de papel dobladas por la mitad para unir la parte exterior del libro con la interior (tripa). Pueden estar impresas, pero también dejarse blancas.

Guarda anterior es la del inicio y posterior la del final del libro; a su vez, la hoja que no se pega se llama guarda volante y la otra contraguarda.

Interior de contracubierta (retiración de contracubierta, contratapa de detrás, retiración de contraportada o tercera de forros): revés de la contracubierta, donde se pega la guarda posterior del libro.

Canto (canal, corte delantero): corte del libro, opuesto al lomo.

Solapas (solapillas, aletas): partes laterales que van unidas a la cubierta y contracubierta en los libros de tapa blanda.

Sobrecubierta (chaqueta, camisa, capa, guardapolvo, funda o chaleco): tira de papel, con el mismo alto del libro, que lo envuelve en su totalidad.

Faja: tira de papel estrecha que envuelve el libro.

Partes de un libro: estructura externa (terminología básica)

Partes de un libro: estructura interna (terminología básica)
Cada parte que conforma la tripa de un libro tiene su función. Tras varios años de uso, incluso siglos, el lector está familiarizado con ellas.

Por eso, situarlas de otro modo podría llegar a despistar al lector. Aunque también es cierto que hay secciones que pueden ir al inicio o al final del objeto.

Un libro de texto o uno práctico tiene más secciones que una novela. Por ejemplo, los libros infantiles no suelen llevan páginas de cortesía ni portadilla, pero sí una novela de literatura juvenil. Además, cada parte de la tripa de un libro tiene diferente extensión. Un sumario puede incluir varios niveles de títulos o solo los dos principales. Lo mismo sucede con los índices analíticos, cronológicos, toponímicos, onomásticos etc. La herramienta para organizar las partes de la tripa es un plan de páginas o lanzado.

Los tres bloques de la tripa de una publicación
Muchas de las secciones de la tripa comienzan en página derecha, la impar, del libro. Sin embargo, algunas también lo hacen en la página par, como la página legal y la apertura de capítulos en libros de prácticos.

 

 

 

 

El cuerpo principal de un libro es donde va la obra en sí. El resto de las secciones acompañan a este cuerpo principal, lo contienen y le dan cabida.

Por tanto, las tres grandes divisiones de la tripa de un libro son:

Las páginas iniciales: también llamadas preliminares o principios y folios prologales.
El cuerpo principal: la obra propiamente dicha.
Las páginas finales: las secciones o anexos al final de la obra.
Algunas de las partes pueden ir tanto en las páginas iniciales como en las finales del libro, como el sumario y los agradecimientos; y otras se repiten, como las páginas de cortesía.

Partes de la tripa de un libro
1. Páginas iniciales de la tripa
Páginas de cortesía o de respeto (páginas falsas; pág. 1 y 2, blancas). Son hojas en blanco usadas para no aturullar al lector con texto desde el inicio.

Portadilla (anteportada, anteporta, carátula o falsa portada; pág. 3): primera página impresa de la tripa, con el título del libro.

Contraportada (frente portada, frente-portadilla, portada ornada, portada ilustrada, frontis, frontispicio; pág. 4). Es la página par (revés o verso de la portadilla), enfrentada a la portada.

Portada o fachada (pág. 5): donde constan, como mínimo, el título y subtítulo del libro, el nombre del autor y el sello, marca o pie editorial.

Página legal (página de derechos, de propiedad o de créditos; pág. 6). Es donde constan todos los datos que por ley o norma consuetudinaria debe llevar un libro; también es donde se consigna el texto sobre copyright.

Dedicatoria (pág. 7): texto breve a quien se ofrece y dedica la obra.

Lema o tema (pág. 9): cita, verso o frase, por lo general, de algún autor conocido.

Nota preliminar —también nota o advertencia— (pág. 11): advertencia sobre algún asunto que plantea el autor, el editor o quien escriba la nota.

Inciso sobre introducción, prólogo y prefacio: según quien lo escriba y con qué fin, esta parte del libro recibe, indistintamente, el mismo nombre. La clave está en cuando se incluye una introducción, un prólogo y un prefacio, que puede suceder. (Para dirimir esta cuestión, ver Manual de edición y autoedición, de José Martínez de Sousa (p. 77).

Presentación o introducción: el autor explica al lector el contenido del libro de manera formal, lo que va a encontraren el libro. También suelen emplearse las expresiones “A modo de prefacio” o “A modo de introducción”; sobre todo cuando el texto no es extenso.

Prólogo o prefacio (prefacio, exordio, introito, isagoge, preámbulo, pórtico, prelusión, proemio, prolegómenos, prolusión): texto de contenido similar, pero escrito por una persona diferente al autor. Puede ser alguien que entiende del tema del libro, como un editor, un profesor o un especialista.

Sumario (índice, índice general, índice temático, contenido, tabla de contenidos o tabla de materias, tabla de contenidos): puede ir al final del libro, sobre todo en novelas donde los capítulos no llevan nombre; incluso en este caso se puede prescindir de él. El orden de los contenidos lo establece la foliación.

Listas: de términos, de abreviaturas, de tablas, de cuadros, etc.; en libros de no ficción, prácticos, de referencias, etc.

Plan de la obra. Es el apartado en el que se explica cómo entender el libro, cómo consultarlo, etc.; es una sección frecuente en libros prácticos.

Cuerpo principal
Es la parte que comprende el contenido principal de todo el libro y la que tiene más cantidad de páginas; la que lleva la voz cantante del diseño del libro. Las demás secciones son complementarias. Según el tipo de obra y complejidad, esta parte de la tripa puede dividirse en unidades menos. Así encontramos algunas publicaciones que tienen tomos, libros, partes, secciones y subsecciones, capítulos y lecciones.

3. Páginas finales
Epílogo: usado en las novelas con una acción posterior al relato y que concluye a este.

Conclusión (posdata, adenda): es el resumen o conclusión de lo dicho en el contenido del libro. También suelen emplearse las expresiones “A modo de epílogo” o “A modo de conclusión” cuando no es tan extenso y más bien hace un cierre antes que un resumen.

Apéndice o suplemento: texto que el autor pone al final de la obra como prolongación de esta.

Anexos: conjunto de información complementaria al texto principal del libro, pero estrechamente relacionado con él. Lo conforman documentos, tablas, esquemas, estadísticas, etc.

Notas: en el caso de las notas se ubiquen al final de la obra y no al pie de página.

Bibliografía: citación de artículos, libros y blogs que el autor usa como base de información para redactar el contenido del libro.

Índices analíticos: alfabético, onomástico, geográfico, cronológicos, de materias, de nombres, etc. Son listas que no siguen el orden de paginación sino de otro tipo y puede haber más de uno.

Glosario o vocabulario: conjunto de expresiones para ayudar a comprender el contenido del libro; se usa en libros técnicos, científicos y especializados.

Biografía: detalle de la trayectoria del autor cuando el libro no lleva solapas. Esta es una información que también puede ponerse en la contracubierta.

Sumario extendido: el mismo sumario de la parte inicial, pero con varios niveles de títulos.

Páginas de cortesía o respeto: hoja u hojas en blanco.

Colofón: anotación ubicada en la última página, en la que se detallan los datos de impresión.

Otras partes
Ex libris: marca particular del propietario del libro, adosada en el interior de la cubierta o en cualquier página; incluye un dibujo, iniciales o algún distintivo personal. Se escribe a mano (o con un sello de tinta) por el dueño, mencionando que es de su propiedad, o poniendo el nombre de la biblioteca a la que pertenece el título. Es mejor hacerlo en la portadilla. Toman especial valor libros con Ex libris de bibliotecas particulares de personas notables, que son o fueron conocidas por la sociedad, queridas o no.

Fe de erratas: lista de equivocaciones materiales cometidas en el libro. Ya no se estila incluirla en las últimas páginas del libro, sino en una hoja suelta.

Posteos Relacionados