Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Dan Brown y las claves para escribir un best seller

 

Despertar a las 4 de la mañana y desayunar un smoothie de verduras. ¿Muy difícil? No pain, no gain reza el saber popular (americano). El creador de El código Da Vinci algo sabe de triunfos y logros, así que lo mejor será leer cuáles son los puntos claves a tocar si queremos triunfar en el mundo editorial y comercial.

 

 

 

 

 

 

«Cada idea que se te ocurra, ya fue escrita una y otra y otra vez. No necesitamos grandes ideas, necesitamos el cómo«, dirá el autor número uno del mundo. “Construya los cimientos de su novela con un solo ladrillo: hágalo simple, hágalo fácil de seguir. ¿Encontrará Robert Langdon el virus y salvará al mundo? ¿Ahab va a atrapar la ballena? ¿Va a disparar el chacal a su objetivo?». Langdon es profesor universitario de simbología y un personaje ficticio: es el hombre en los libros de Brown; Ahab, el capitán en Moby Dick, claro.

Entre sus primeras lecciones están las tres C (en inglés: contract, clock, crucible): el contrato, el reloj, el crisol: «Estos son los elementos que no solo los thrillers tienen, sino todas las historias», explica cómodamente instalado en sus oficinas de Nueva York. 

“La idea de un reloj de relojería: vuelves incluso a algo tan delicado como Los puentes de Madison. Su esposo regresará en unos pocos días y estas dos personas tienen que averiguar si van a estar juntas. Si se reunieron en una ciudad y ya no regresa el marido, y no hay un tic tac, no es un libro interesante».

¿Y el crisol? «Ese es uno de mis favoritos: esta idea de restringir a tus personajes y obligarlos a actuar. Si miras el final de Tiburón, tienes a estas personas hundiéndose en un bote y un tiburón viene hacia ellas. El océano es su crisol: no pueden ir a ninguna parte, tienen que lidiar con el problema. Si tuvieran un bote perfectamente sano y algunos motores grandes, podrían simplemente superar al tiburón y se acabó el libro. Pero tienen el crisol», remata con una sonrisa.

Un maestro le dijo al adolescente Dan en la escuela: «Escribe lo que sabes», tenía 16 años y no sabía mucho de nada. Entonces se le ocurrió una solución: “Escribe lo que  yo quiero saber. Escribí un libro llamado Punto de engaño sobre la glaciología y la NASA. No sabía nada. Me tomé un año y me eduqué, lo cual fue parte de la diversión».

Oh, las críticas. Las buenas y malas reseñas. Cómo lidiar con ellas, clase 4:

«Por supuesto se supone que todos debemos fingir que no leemos las reseñas, o al menos no nos importa. La realidad es que quieres que todos amen lo que haces y, cuando no sucede, cuando lees un comentario, y ciertamente, especialmente en tu país, ha habido algunos comentarios bastante maliciosos, solo tienes que reírte un poco. Di ‘bien, está bien’, claramente esta persona no comparte mi gusto. Lo superas en algún momento y tienes que ponerte las anteojeras. Recibí buenos consejos desde el principio: si lees tus comentarios, los buenos te harán perezosos, los malos te harán inseguros, así que solo haz lo que haces, has demostrado que sabes lo que estás haciendo. Hay una parte de la población que esperará mis novelas y dirá: ‘Oh, Dios mío, me encanta’. Y hay una parte que simplemente dice: ‘Oh, Dios mío, no otra vez, no ese tipo, odio a ese tipo. Está bien, escribe para la gente que te quiere y lo mejor de los libros es que si no te gusta el mío, hay un millón de otros publicados cada año y puedes encontrar uno que te guste».

Un tipo polémico, sin dudas. Algunos se quejaron de que El código Da Vinci era ofensivo para el cristianismo debido a la unión de Jesús con María Magdalena y el hijo que engendran. «Lo maravilloso de la controversia es que crea diálogo y, como escritores, creo que es nuestro trabajo decir ‘Aquí hay una forma en que puedes pensar sobre esto, pero aquí hay otra manera en que puedes pensar en ello’. Tienes que escribir algo que te apasione, que realmente te emociona. Para mí, personalmente, es bueno que las personas hagan lo incorrecto por las razones correctas, o gente mala haciendo cosas buenas por la razón equivocada. Me gusta esa zona gris moral».

La clave: empezar cuando todos duermen: «Trato de pasar del estado de sueño a mi escritorio lo más rápido posible», explica. «Lo mejor de escribir a las 4 am es que realmente no hay nadie más que te escriba correos electrónicos. Voy a la cocina, tomo un batido de espinacas y un poco de café, voy directo a mi oficina y trabajo entre seis y nueve horas, dependiendo de la cantidad de energía que tenga. Mucho de esto es editar lo que escribí el día anterior, para ver si está demorando. Podría estar delineando, podría estar escribiendo. Solo depende de lo que ese día requiera”.

Brown usa una aplicación que hace que la pantalla de su computadora se apague por un minuto por hora, lo que lo obliga a tomarse un descanso y hacer flexiones y abdominales o colgarse boca abajo, aunque ha tenido que dejar de usar botas de gravedad. «Mi esposa estaba muy preocupada de que me subiera a estas botas de gravedad y no tuviera la fuerza para regresar algún día y simplemente estaría allí colgado para siempre. Así que ahora uso una tabla de inversión. Me hace muy bien: me llega una gran cantidad de flujo de sangre al cerebro y se extiende por la columna vertebral «.

¿Alguna vez sufre por el bloqueo de la hoja en blanco? «La cura para el bloqueo del escritor es escribir. Escribe algo malo que nadie verá jamás. Pero ese proceso te mostrará el camino de regreso a lo que es bueno. Tiro unas diez páginas por cada una que guardo”.

 

 

 

Posteos Relacionados