Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Bibliotecas al paso

 

Las bibliotecas al paso son eso justamente: espacios recreados en el exterior que funcionan como depositario de libros que pueden ser leídos y consultados por todo aquel que pase por ahí. ¿La consigna? Dejar otro en su lugar. Esta dinámica promueve dos valores fundamentales: el placer de la lectura y la generosidad. Por supuesto que es gratis y en nuestro país ya funcionan. Otro modo del hazlo tú mismo. Dónde encontrarlas, aquí el informe.

 

 

POR AGUSTINA DEL VIGO

 

Hay muchas cosas que hoy se hacen al paso y al mismo tiempo. Contestar emails, responder varios mensajes a varios grupos, escuchar música, mirar las redes sociales. El fragor de la batalla cotidiana nos consume, y a veces nos olvidamos hasta de levantar la cabeza, mirar hacia dónde vamos y descubrir lo que viene a nuestro encuentro.

Las bibliotecas al paso vinieron a cuestionar que seamos seres cuya capacidad de asombro haya sido diezmada por las diez mil tareas urgentes de todos los días. También para permitir el reencuentro con la presencia cotidiana de los libros que en este país más que en cualquier otro, sigue siendo hermosa y ascendente.

¿Qué son las bibliotecas al paso? En el plano concreto: bibliotecas de acceso gratuito, construidas en la calle con materiales reciclados (en general maderas pero pueden ser otros), cuyo caudal lo alimentan las donaciones de los vecinos del barrio y que se rigen bajo una única consigna: si te llevás un libro para leer, dejá otro. “Si querés crecer, incluí un libro en tu biblioteca”, reza la puerta de la Biblioteca de Praga, una heladera roja instalada en la calle en el barrio de Parque Chas, que hoy alberga distintos libros más o menos raros, como algunas ediciones bilingües (inglés-español) de clásicos de la literatura universal.

En su plano ideológico, una biblioteca al paso es la expansión del acceso gratuito a la lectura como una manifestación artística, política y cultural. La posibilidad del juego y del asombro, la alimentación de la idea de comunidad e intercambio. Y la apuesta por la confianza en el otro.

La primera biblioteca al paso la construyó Inés Kreplak (docente y escritora), fundadora del movimiento en Argentina, y lo hizo en su barrio, Parque Chas, en septiembre de 2016. Surgió a partir de las ganas de promover la lectura e inspirada por una idea extranjera que se convirtió en un fenómeno global: las Little Free Libraries (en inglés “free” puede traducirse como “gratis” pero también significa “libre”) que regaron pequeñas bibliotecas en estaciones de trenes y plazas por 80 países del mundo. El proyecto nació en 2009 en Hudson, Estados Unidos (más sobre este fenómeno puede leerse en su página web). Desde la organización, tres son los verbos que enarbolan: construir, despertar, inspirar. Construir la comunidad, despertar la creatividad e inspirar la lectura. Bajo estos ideales también se va expandiendo la red de bibliotecas al paso de Argentina.

Hoy son más de 50 bibliotecas con las que uno se puede topar a lo largo del país, y a las que se puede acceder gratuitamente (porque su espacio es la calle, ese lugar de todos y de nadie).

Los libros que se suelen encontrar en las bibliotecas al paso abarcan desde la ficción (novelas, libros de cuento), la poesía, la historia, los manuales de autoayuda, y también algunas ofertas infantiles, que son las más valoradas. En las bibliotecas al paso, en realidad, se puede encontrar de todo: algunos materiales muy raros (una vez se encontró un manual para aprender árabe) que aparecen no con poca frecuencia, y libros buscados hace mucho tiempo por los lectores.

“Es un clásico, está bien ir pasándolo”, dice una usuaria de la Biblioteca al Paso «La casa de los libros» (otra de las de Parque Chas), mientras deja una versión de las Mil y una Noches. “También aparecen ediciones de editoriales independientes y autores emergentes”, dice Kreplak cuando se le pregunta sobre lo que encuentra en las bibliotecas.

“Cualquiera puede asumir la aventura de construir una biblioteca al paso en la vereda de su casa. La gente que pasa, luego suele volver para dejar libros porque sienten que les permite llevarse otros en los momentos en los que andan por la calle y les gustaría tener un libro”, dice Alma Scolnik impulsora de la Biblioteca Taller de Alma  en Colegiales. Una reformulación siglo XXI y literaria del viejo dicho “dar para recibir”. “Lo que está y no se usa nos fulminará”, cita a Spinetta David Burin, otro bibliotecario de la red.

En general, este modelo de lectura freelance y autogestiva es muy exitoso, incluso en los casos en los que sufre un traspié, como le sucedió en el verano a la Biblioteca al Paso de Chimera en el barrio de Villa Crespo, cuando todos sus libros desaparecieron. La solución de los organizadores de esta biblioteca fue redoblar la apuesta y seguir regando, contra viento y marea, la confianza entre los vecinos. Bajo la idea de que los libros son palabras que una persona dirige a otras, durante un tiempo en la biblioteca solo hubo a disposición hojas en blanco y lapiceras para que los vecinos dejaran sus mensajes de confianza, amor y apoyo hacia la práctica de la lectura libre. Y así fue durante un tiempo mientras la biblioteca reorganizó sus tropas. Hoy la “casita” al paso de Chimera puede aún visitarse, y está tan llena de libros que apenas cierra la puertita de madera con un círculo de ventana, que hoy es marca registrada entre varias de su misma especie.

 

Estas son algunas de las bibliotecas en CABA que pueden visitarse:·        

Biblioteca al Paso Parque Chas, primera biblioteca al paso construida por su fundadora Inés Kreplak, Gándara 2888 (Parque Chas).

Biblioteca Chimera. Arte para el buen vivir, Tres Arroyos 402 (Villa Crespo).

Biblioteca al Paso “La Maga” , construida en frente de Plaza Carlos de la Púa, Gral. José Gervasio Artigas 3231 (Barrio Rawson, Agronomia).

Biblioteca Taller de Alma, dependiente del Colectivo Cultural Marcos, Virrey Loreto 3530 (Colegiales).

Biblioteca Libre de Praga (es una heladera roja en la calle), Praga & Moscú (Parque Chas).

Biblioteca al paso Artigas, Gral. José Gervasio Artigas 2600 (Villa del Parque).

Biblioteca al Paso Capdevilla, Capdevila 3356 (Villa Urquiza).

Su fundadora armó un mapa donde encontrar las Bibliotecas al Paso y un Facebook (@bibliotecasalpaso) donde enterarse de las últimas actividades de la red. Asegura que las bibliotecas al paso vinieron a generar un espacio de diálogo e intercambio sumamente necesario en tiempos de crisis.

Que así sea.

 

 

Posteos Relacionados