Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

#DestinoJulio: Cortázar x cinco

“Nací en Bruselas en agosto de 1914. Signo astrológico, Virgo; por consiguiente, asténico, tendencias intelectuales, mi planeta es Mercurio y mi color el gris (aunque en realidad me gusta el verde). Mi nacimiento fue un producto del turismo y la diplomacia; a mi padre lo incorporaron a una misión comercial cerca de la legación argentina en Bélgica, y como acababa de casarse se llevo a mi madre a Bruselas. Me tocó, nacer en los días de la ocupación de Bruselas por los alemanes, a comienzos de la primera guerra mundial. Tenía casi cuatro años cuando mi familia pudo volver a la Argentina; hablaba sobre todo francés, y de el me quedo la manera de pronunciar la «r», que nunca pude quitarme. Crecí en Banfield, pueblo suburbano de Buenos Aires, en una casa con un gran jardín lleno de gatos, perros, tortugas y cotorras: el paraíso. Pero en ese paraíso yo era Adán, en el sentido de que no guardo un recuerdo feliz de mi infancia; demasiadas servidumbres, una sensibilidad excesiva, una tristeza frecuente, asma, brazos rotos, primeros amores desesperados”, dice Julio Cortázar sobre sí mismo. En ESTACIÓN LIBRO así lo recordamos en el día de su nacimiento.

 

 

 

 

 

 

Con el título de Las armas secretas (Alfaguara), Cortázar publicó éste y cuatro relatos más: Cartas de mamá, Los buenos servicios, Las babas del diablo y El perseguidor. Entre ellos destaca especialmente este último, que el propio autor considera como una bisagra que divide en dos lados toda su producción. Con él inaugura una nueva manera de percibir la realidad y de moverse en ella. Mediante análisis múltiples de la misma, desde y con el lenguaje, Cortázar se sumerge en una búsqueda única para llegar a una ordenación diferente de los real, que no es exactamente ni fantasía ni retrato. Un libro antológico e imprescindible.

 

 

“Creo que la idea central es buena, ecológica, deontológica, ‘contestataria’ y muy actual, y que nosotros los latinoamericanos debemos encontrarla simpática por razones evidentes: somos todos un poco Viernes”, Julio Cortázar. Adiós, Robinson y otras piezas breves (Alfaguara) es un texto radiofónico escrito por Julio Cortázar en 1977 en el que se hace referencia elípticamente a la situación de America Latina en los años 70, relacionando el tema de la “descolonización” con el de la liberación. Robinson Crusoe y Viernes (que no puede contener la risa cada vez que dice “Amo”) vuelven, tres siglos después, a la isla donde se conocieron como náufragos. Ahora la isla ya no está desierta, sino poblada, reglamentada y urbanizada. Cortázar buscaba que, a través de esta situación, se mostrara a un público masivo y heterogéneo, el fracaso del plan civilizador occidental, igualitario y aburrido que había ahogado las voces de los salvajes “caníbales” al querer que actuaran como europeos individualistas y “civilizados”.

 

 

Alguien que anda por ahí (Alfaguara) resulta una compilación de once cuentos quizá no tan conocidos, pero que al igual que el resto, son tratados con un manejo en la pluma elegante y sofisticada. Este libro fue escrito publicado por primera vez en 1977, tiempo en el que fue censurado por la dictadura, pues sus cuentos trataban de reflejar una Argentina melancólica, con historias trágicas, de suspenso y policíacas, así como de corrupción y burocracia. muestra el talento excepcional de Cortázar para escribir, para narrar historias, para lograr incluir al lector en los hechos que pasan, en las emociones de los personajes, en lo que va sucediendo, pero también en lo que queda oculto y que resulta siempre imprescindible dentro de la obra del escritor argentino.

 

 

Clases de Literatura – Berkeley 1980 (Alfaguara) es el Cortázar inédito. El Cortázar que nos quedaba por conocer, este que entra en el aula y sonríe. En la cima de su carrera, Cortázar brindó esta serie de clases en los Estados Unidos, en las que enseña sobre literatura pero, a la vez, ofrece claves valiosas para entender mejor su obra. Esta publicación se basa en las transcripciones de las clases. Primera clase: Los caminos de un escritor, segunda: El cuento fantástico I: El tiempo, tercera clase: El cuento fantástico II: La fatalidad, cuarta: El cuento realista, quinta clase: Musicalidad y humor en la literatura, sexta clase: Lo lúdico en la literatura y la escritura de Rayuela, séptima: De Rayuela, Libro de Manuel, y Fantomas contra los vampiros multinacionales, octava y última clase: Erotismo y literatura.

 

 

 

Corrección de pruebas en Alta Provenza (RM) nos acerca un Cortázar fantástico, surrealista. El Cortázar comprometido, solidario. 1972, el escritor recibe las pruebas de Libro de Manuel, una novela que el escritor sabe que podría defraudar a muchos de sus lectores, no por su experimentación estética, a la que están costumbrados, sino porque quiere incidir en el estado de las cosas. La denuncia, claro, no será nunca un panfleto en manos del argentino, pero los interrogantes acechan, incluso, a un creador con un discurso propio y un talento admirado y admirable. Por ello, armado con latas de conserva, cigarrillos y vino tinto, se refugia en una camioneta Volkswagen, a la que llamará Fafner, como el dragón de Wagner, para corregir potenciales erratas e imprecisiones y, al mismo tiempo, armar un texto paralelo donde reflexiona sobre su literatura y su responsabilidad social como autor. Así nace Corrección de pruebas en Alta Provenza.

 

Furgoneta de Julio Cortázar.

 

 

 

 

 

Posteos Relacionados