Estación Libro
EXPLORAR LIBROS - data-src=
TODOS LOS AUTORES - data-src=
TODAS LAS EDITORIALES - data-src=
EXPLORAR LIBROS - data-src=

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

#Proust para Abdala

La periodista Verónica Abdala entrevistó a lo largo de los últimos 25 años a decenas de escritores y escritoras con la secreta intención de descubrir las razones que dieron origen a sus universos ficcionales. Estos diálogos tuvieron ese objetivo común, que cada entrevistado descubriese, en la misma dinámica de la conversación, algún aspecto novedoso en relación a su propio recorrido. Café literario reúne pasajes de esas conversaciones en que estos 37 autores –noveles y consagrados– descubren claves y gestos de esa búsqueda tenaz, que eligen y asumen. Periodista cultural, actualmente, en Cultura de Clarín y revista Ñ, la autora acaba de publicar el libro Café literario (Factotum) quien también autora de Susan Sontag y el oficio de pensar y Borges para principiantes.

 

 

 

 

 

 

*¿Principal rasgo de tu carácter?

El entusiasmo. A veces me agota, pero también me salva.

 

 

*¿Principal defecto?

La ansiedad: quiero tanto que, a veces, no sé esperar. Creo que por eso también amo la lectura y el cine, porque una vida no alcanza.

 

 

*¿Ocupación favorita?

Leer, que es una forma de conversar con un autor, y escribir, que es otra forma de querer alcanzar al otro: invitarlo a compartir, a debatir, a conmoverse. Es querer tocarlo, con las palabras.

 

 

*¿Ideal de felicidad?

Un momento de paz, seguramente compartido, porque compartida la felicidad se potencia. Una lectura de a dos, de a más. Bailar. El abrazo de mis hijos. Una charla entre amigas. Esa sonrisa espontánea que te toma cuando estás enamorada/o. Un viaje: la aventura de lo inesperado, con gente querida. Una carcajada en el mar tibio. La felicidad es una búsqueda a la que nunca voy a renunciar; esa, les digo a mis hijos, es la única lección que les dejo.

 

 

*¿Autores favoritos en narrativa?

Truman Capote, Emmanuel Carrere y Joan Didion, entre mis autores de no ficción, un género que me fascina; J.R. Moheringer, Lucía Berlin, John Cheever y Raymond Carver, Lorrie Moore. Edward William -el autor de Stoner-. Clarice Lispector. Amelie Nothomb, David Foenkinos. Entre los argentinos, Silvina Ocampo, Borges, Cortázar, Abelardo Castillo, Liliana Heker, tantos, tantos…y lo mío no es la síntesis, precisamente. Esos, los primeros que me vienen a la mente.

 

 

-¿Poetas preferidos?

Sharon Olds, porque la poesía se esconde en el cotidiano. Idea Vilariño, que me mata. Olga Orozco y Alejandra Pizarnik y Juan Gelman, por supuesto. Borges. Más un poco de la tóxicidad de Bukowski. Y entre los que leí en los últimos meses, Fabio Morabito, Mary Oliver y Juana Bignozzi, a los que llegué gracias a Ivana Romero, una hermosa poeta que además tiene el corazón generoso y entonces enseña; Horacio Fiebelkorn, Sebastián Basualdo, Camila Milagros. No es un canon sino una selección caprichosa, íntima, y por ende honesta.

 

 

*¿Un héroe de ficción? ¿Una heroína?

No lo sé, quizás William Stoner el personaje de la novela de E. William: un profesor universitario que por fuera de la épica esperable de una gran novela, simplemente cumple con lo que le toca hacer, de la mejor manera posible: hijo de granjeros, primero asiste a la universidad como estudiante y después como docente, y después muere. Nunca da el batacazo, nunca gana nada importante, nunca es reconocido como debería; simplemente transcurre, cumple. La suya es una historia trágica y, a la vez, de una belleza profunda. Todos somos un poco Stoner.

 

 

*¿Un/a héroe/heroína de la vida real?

Las madres. Y, entre los que me tocaron más de cerca, mis abuelos, y mis viejos, que me enseñan cada día que el amor es una acción cotidiana; la única fortaleza que ni la muerte puede robarte. Si fuiste amado, y además tenés capacidad de amar, de algún modo sos invencible, aunque fracases en todo.

 

 

*¿Una figura histórica?

¿Simone de Beauvoir? ¿Frida Kahlo? ¿Isadora Duncan? No tengo próceres, más allá de los previsibles: se me ocurren, sobre todo, artistas y escritoras que fundaron universos nuevos.

 

 

*¿Qué es lo que más detestás?

Entre los defectos que me parecen deplorables, la indiferencia. Me parece inconcebible. Y la falsedad del que simula apoyo y amor y por detrás te hiere. Ese no tiene códigos, no vale nada, no se respeta ni a sí mismo. Y como es cobarde, además, simula.

 

 

*¿Un hecho de armas que admires?

No comulgo con las armas ni con absolutamente nada que imponga la violencia por sobre la empatía y el diálogo.

 

 

*¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?

La capacidad infinita de recrear la vida.

 

 

*¿Un lema?

Una frase de Joan Didion: “Nos contamos historias para vivir”.

 

 

La bailarina Isadora Duncan.