Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Mis lecturas de junio, por Julieta Venegas

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Otra de nuestras columnistas de lujo, la querida Venegas, nos estará contando mes a mes qué estuvo leyendo. Lectora voraz, una mujer con inquietudes literarias, no deja libro sin repasar. Entre otras cosas, se paseó entre Sara Gallardo y Romina Paula, dos representantes de nuestra literatura más íntima y representativa de distintas generaciones. Aquí sus palabras.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row el_id=»padding-contenido» css=».vc_custom_1549998210668{padding-right: 40px !important;padding-left: 40px !important;}»][vc_column][vc_column_text el_class=»texto-contenido»]

POR JULIETA VENEGAS

 

Me encontré con mi libro favorito de Sara Gallardo. Había leído Eisejuaz y País del humo pero en definitiva Los galgos, los galgos me gustó mucho más. 

Es cercano, duro, triste, bonito. 

Julián, el personaje principal, es un tipo educado a la manera tradicional, alguien que oculta más de lo que muestra, negando toda sensibilidad. ¿Qué pasa con Julián? Es un tipo lleno de secretos; un tipo, por momentos, hasta cruel. Gallardo dice que los secretos de cada quien, en realidad, no le importan a nadie, solo a quien los guarda. Y Julián se guarda los suyos, y lo que da hacia el exterior no es todo, cada vez se va quedando más encerrado en quién quiere mostrar, es durísimo.

Sara Gallardo

 

También leí Agosto de Romina Paula. Me fascinó. Romina tiene todos los elementos que me pueden encantar en un libro. Sabe narrar, enredar, hacer personajes complejos, que piensan en todo, sin parar. No tiene freno. Me gusta mucho su manera de ligar las historias, el pasado, la muerte, los recuerdos, la amistad, libros, películas, todo lo mezcla y te va contando su historia con un montón de elementos que se combinan perfectamente. Parece estar todo puesto ahí pero a la vez no está. Es de mis escritoras argentinas actuales favoritas sin duda. De alguna manera es opuesta a Julián, el protagonista de Los galgos…, porque ella no tiene freno en decir lo que siente y hasta de actuar antes de pensar. Eso hace que te transporte llevarte hacia no sabes dónde. Igual que Julián pero de otra manera. Sabes que estás en buenas manos, en una narradora que va a contar algo que se te queda. 

 

Paula de alguna manera hace lo opuesto a Gallardo. La voz de Agosto cuenta todo, pero cuenta una búsqueda, no es un personaje construido, sino que va relatando su construcción, analizando lo que va surgiendo. Julián en cambio se guarda todo, no quiere soltar sus secretos, quiere que lo dejen en paz. Es un personaje armado, que me encanta por no tener opción, es casi trágico. Deja ir momentos que sabe que serán importantes a la larga para él, pero eso nunca lo dirá. Nunca confesará lo que está ahí.

 

Hace poco, Romina me invitó a participar en una performance llamada Caminantes en el CC Recoleta. Éramos trece mujeres, leyendo a distintas autoras mientras caminábamos en un patio en Buenos Aires. La experiencia fue hermosa. No sé cómo habrá resultado para los espectadores, pero para mí, como lectora, fue casi entrar en un estado de meditación. De hecho, todo lo que me saque de la rutina psíquica, de ese hacer diario que hacemos en automático, ya es en sí algo que agradezco. Y justamente eso era la performance que propone Romina. Dominar nuestro espacio, usar nuestra voz, caminar sin parar, mientras cada una va leyendo un fragmento de distintas novelas, cuentos, poemas. Por lo cual, mientras escuchaba las voces de mujeres de distintas disciplinas (algunas escritoras, actrices, músicas) leyendo a Clarice Lispector, Hebe Uhart, Marosa di Giorgio, Emily Dickinson y otras, (a mí me tocó Sara Gallardo), me pareció una experiencia de unión, de escucharnos, de dejar que las palabras nos llegaran así, mientras compartíamos esa caminata, en donde nos salíamos de todos los espacios, para ocupar solo ese en donde estábamos, por un momento creando un mundo paralelo, de palabras, de imágenes, de ideas.  

Fotos: Lucía Villanueva.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Posteos Relacionados