Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Leer: satisfacción garantizada

 

Lo que sea. El tema es leer. Leer hace bien (eso ya lo sospechábamos *insertar emoji de risa*), pero ahora un estudio nos lo demuestra empíricamente: la gente que lee está más satisfecha con su vida que la gente que no. En ESTACIÓN LIBRO nos dedicamos a contagiar nuestro amor por los libros para que sean más felices.

 

(Ilustración: Mark Ryden)

POR LALA TOUTONIAN

SuperSummary, una empresa dedicada a recursos literarios que proporciona guías de estudio en profundidad, sugiere que la lectura tiene un beneficio en particular: los lectores están más satisfechos con sus vidas que aquellos que no leen.
Los estudios han demostrado que los lectores son más empáticos y que el ejercicio de la lectura puede mejorar la función cognitiva. Tras una larga investigación, dieron a conocer los resultados de sus encuestas y el 75% de los lectores dijeron sentirse satisfechos con su vida actual. Este fue un hallazgo significativo, ya que el 58% de los no lectores dijeron estar satisfechos. OK, estamos todos de acuerdo con que la satisfacción con la vida es un tema complejo y muy amplio. Pero incluso desglosados, los lectores estaban más satisfechos en una amplia variedad de situaciones de la vida en comparación con aquellos que no leían.

No solo es vasto el concepto de satisfacción sino que el de la misma lectura. ¿Te sube la adrenalina leyendo el género de terror? Pues a por los libros de Henry James u Horacio Quiroga. ¿La fenomenología te acelera el pulso? Husserl o Schütz. ¿Clásicos? ¿Narrativa de Europa del Este? Como decíamos al inicio, lo que sea. La cuestión es leer.
Veamos los datos duros y luego debatimos: la mayor diferencia en la satisfacción entre lectores y no lectores tiene que ver con la recreación. Los lectores tienen hábitos más saludables que los no lectores. La diferencia en los porcentajes de lectores que comen de manera saludable y tienen horarios de sueño consistentes es mucho mayor que los que no leen. Esto tiene directa referencia a la organización de tareas y el efecto de regocijo que eso genera. Otro detalle interesante que sugiere el informe es que leer no resulta una actividad de ocio y también tiene directa implicancia con la situación socioeconómica que rodea al acto de la lectura. El tiempo para leer sugiere exactamente eso: tiempo para leer. Dicho en otras palabras: tener tiempo de sobra entre el trabajo y la familia y todos los etcéteras que puedan caber. Aquellos que experimentan desafíos financieros, que trabajan con horarios inconsistentes, viven con inseguridad alimentaria u otras realidades de disparidad económica y no tienen tiempo ni recursos que les permitan identificarse como lectores. Además, comer sano y tener un horario de sueño constante puede ser lujoso e inaccesible en la vida de los no lectores, en lugar de algo sobre lo que tienen un control fácil.

Otro tema: el autoestima. Sí, los lectores la tienen más alta y aquí se abre otra cuestión: ¿superioridad moral? Sí, pero si me lo permiten, solo para los débiles que no tienen otro recurso para elevarse.
Entonces deducimos que la lectura también es una construcción social y como tal, está directamente ligada a la economía. Tener tiempo (para leer) podría ser un privilegio. Sin embargo, según los datos, debe tenerse en cuenta que solo el 36% de los no lectores se sintieron financieramente seguros y solo el 40% se sintió financieramente estable.
Ahora bien, el mismo estudio discrimina en qué lee el lector más satisfecho: aquellos que tienden a libros sobre paternidad y relaciones, así como libros sobre negocios y dinero, tienen ingresos promedio más altos que aquellos que leen novelas románticas o libros de cocina. No es del todo sorprendente ver que aquellos que leen libros de negocios y dinero tienden a tener una mayor cantidad de ahorros que otros. Podríamos decir que una mayor educación financiera ayuda a las personas a tomar decisiones ventajosas, pero para llegar a cualquiera de estos lugares, es necesario contar con tiempo libre y seguridad financiera.
El objetivo de la encuesta era evaluar la satisfacción en la vida, y SuperSummary se sumergió no solo en los hábitos de los lectores sino también en sus personalidades: más lectores que no lectores dijeron que estaban satisfechos con su desarrollo personal (70% a 50%), estaban más motivados (68% a 55%) y se veían a sí mismos como de alto rendimiento (64% a 52%) y más lectores creían que se aprovechaban al máximo de los que no leían, del 66% al 49%.

La encuesta no destaca con qué público se trabajó, qué segmentos sociales tocaron, ni los idiomas de los participantes.
En otra columna destaqué la felicidad que provoca leer sin importar el tema aún si acaso éste fuera un bajón. ¿Te complace leer? ¿Te provoca placer? Pues a compartirlo y crear espacios o generar políticas que habiliten la lectura. La conclusión es una sola: encender la imaginación y transportarnos a una realidad alternativa es signo de goce.

 

Posteos Relacionados