Estación Libro
EXPLORAR LIBROS ->
TODOS LOS AUTORES ->
TODAS LAS EDITORIALES ->
EXPLORAR LIBROS ->

Estaciones

Unicenter Shopping

SHOPPING CENTER LAS PALMAS DE PILAR

NORDELTA CENTRO COMERCIAL

BOULEVARD SHOPPING

Martínez
Av. Paraná 3745
Local 3169

Dom. a Jue. 10 a 22 hs / Vie. 10 a 23 hs / Sab. 10 a 24 hs
Ver Mapa
Pilar
Las Magnolias 754
Local 1044

Lun. a Dom. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Tigre
Av. de los Lagos 7010
Local 219

Dom. a Jue. 10 a 21 hs / Vie. y Sab. 10 a 22 hs
Ver Mapa
Adrogué
Av. Hipólito Yrigoyen 13298
Local 235

Lun. a Jue. 10:30 a 21 hs / Vie. a Dom. 10:30 a 22 hs
Ver Mapa

Ingresar

Inicia Sesión

Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

¿No tenés cuenta?

Para buscar algo por favor ingrese el texto a buscar en la barra de búsqueda

Peaky Blinders o cómo romantizar la violencia

 

En el libro The Real Peaky Blinders: Billy Kimber, The Birmingham Gand & the Racecourse Wars of the 1920s de Carl Chinn, se cuenta la historia tras la exitosa serie. Los verdaderos Peaky Blinders no eran hermanos (ni eran tan guapos, digamos todo) pero sí una banda de gangsters. Aquí los criminales de sangre gitana e italiana que se impusieron a fuerza de violencia y glamour. Empieza pronto la quinta temporada, asegúrense de conocerlos al detalle.

 

 

 

 

 

POR VICTORIA MANSILLA

 

Ocurrió en Birmingham. “Si usted tiene información sobre Randal Hargrave y Walter Gudgeon, póngase en contacto con la Municipalidad de Middlesbrough”, rezaba el cartel de “Wanted”. . Ambos delincuentes integraban la pandilla Peaky Blinders, conocidos por sus robos en la ciudad inglesa de Leeds y sus alrededores en la década del veinte. 

El historiador Carl Chinn  se embarcó en la creación de su libro a partir de indagar en el pasado familiar: sabía que su padre y su abuelo habían sido corredores de apuestas ilegales en Sparkbrook, un barrio marginal, y terminó descubriendo que su bisabuelo había sido un miembro de la banda. ¿El nombre? Edward Derrick y era un malviviente que además, maltrataba a su mujer, una horrible casi costumbre de esos tiempos y que compartía con sus compañeros de banda.

¿Por qué Peaky Blinders? Son distintas las versiones pero perdiéndonos entre traducciones y la leyenda que sobrevuela sobre ellos, Peaky aludiría a las gorras con visera que usaban rigurosamente todos los miembros, mientras que lo de Blinders (del verbo to blind: cegar) se le atribuye al efecto de usar esa misma gorra como arma. Las viseras escondían unas filosas hojas de afeitar y así cortaban la cara de sus oponentes, quienes quedaban cegados por la sangre derramada. Pero, según el escritor, las cuchillas de afeitar eran particularmente caras a la época por lo que él deduce que difícilmente sea cierta la teoría. Pero, si es sangriento, compramos, claro. 

Según Chinn, el autor del libro y evidentemente, heredero directo de la pandilla, el líder en la ficción, Tommy Shelby, estaría inspirado en Billy Kimber, el gánster más poderoso de Inglaterra. Curiosamente, Kimber aparece en la serie como rival los hermanos Shelby, el que controla las carreras de caballos. Kimber era líder de los Birmingham Boys -conocidos también como los Brummagem Boys y contemporáneos con los Cheapside Sloggers, otros tipos de temer-, y llegaron a extender su dominio hasta Londres. Sin embargo, Shelby fue un héroe de la Primera Guerra Guerra, de la que regresó traumatizado, mientras que Kimber desertó durante la contienda, según cuenta historiador. Algunas de sus características, ha declarado Chinn al Birmingham Mail, son compartidas por ambos personajes: su inteligencia, la habilidad para pelear y un encanto magnético. Que hayan elegido al actor Cillian Murphy, entonces, para el papel de Shelby, pues no sorprende en absoluto.

Los verdaderos Peaky Blinders no estaban en absoluto a la altura de los ficticios en lo que respecta a la escala y la organización. No eran como la mafia: ni los pagos por protección, fraude, soborno, contrabando, secuestro ni asesinatos, se calificaban como sindicato del crimen organizado aunque suena un poco exagerado. La pandilla callejera era de un nivel más bajo, que generalmente se involucraba violencia básica y los delitos relacionados con la economía, a diferencia de los asuntos de planes más grandes.

Los miembros mayores de la pandilla fueron arrestados por delitos como el robo de bicicletas y la invasión de hogares, en oposición a los delitos a gran escala. Aunque en su defensa, estos son solo los delitos por los que fueron atrapados mientras los cometían.

Lúmpenes sin formación educativa formal, sí eran dueños de un estilo único al vestir, tanto que ha vuelto como moda tras el éxito de la serie. Pañuelos de sedas, botas con punta de acero, chaquetas con botones de latón (sinónimo de poder a la época), pantalones acampanados y corbatas ajustadas era el look completo de un Peaky Blinder.

Mientras los esperamos, disfrutemos de Nick Cave y Red Right Hand, el tema que acompaña la serie.